líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

No es verde todo lo que reluce en la (exageradísima) sostenibilidad del consumidor

Tendencias en MarketingEl consumidor no concede tanta importancia a la sostenibilidad como parece

El consumidor no baila el agua a la sostenibilidad tanto como parece

No es verde todo lo que reluce en la (exageradísima) sostenibilidad del consumidor

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Aunque la sostenibilidad resulta un tema importante para la mitad de los consumidores, lo cierto es que solo el 31,8% actúa de verdad de manera sostenible en su día a día.

En los últimos tiempos la sostenibilidad se ha pegado como una lapa a las marcas, que están abrazando con entusiasmo esta tendencia para satisfacer los deseos y las necesidades de un consumidor que lo apuesta supuestamente todo al verde. Sin embargo, parece que la apuesta del consumidor por la sostenibilidad no es tan firme como pudiera parecer a bote pronto y en ella se aprecian no pocas grietas. Así se desprende al menos de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la consultora Esch.

Aunque la sostenibilidad resulta un tema importante para aproximadamente la mitad de los consumidores, lo cierto es que muchos enarbolan la bandera de la sostenibilidad de manera más bien farisea (y sin que sus palabras se traduzcan en actos concretos). Solo el 31,8% de los consumidores actúa de verdad de manera sostenible en su día a día. Y de media los consumidores consultados por Esch son capaces de mencionar únicamente 1,7 acciones de naturaleza sostenible. Además, muchas de esas acciones vienen pautadas por agentes externos (como la separación de los residuos en diferentes contenedores).

A la hora de elegir las marcas que depositan en el carrito de la compra, los consumidores continúan dando prioridad a los factores de siempre: calidad, precio y funcionalidad. La sostenibilidad queda relegada al cuarto lugar tras estos tres factores.

La calidad, el precio y la funcionalidad aventajan en relevancia a la sostenibilidad a ojos del consumidor

Conviene, por otra parte, hacer notar que los consumidores no son demasiado proactivos buscando información sobre las marcas a la que dan su voto de confianza en forma de transacción. Solo el 18% de los consumidores se toma la molestia de buscar esa información valiéndose para ello de medios o tests independientes. El resto de los consumidores toman sus decisiones de compra basándose en la información que ven en los propios productos y en su packaging (donde hay a veces, por ejemplo, sellos de garantía).

Resulta extraordinariamente sorprendente que, pese al supuesto interés que despierta la sostenibilidad en los consumidores, una tercera parte se muestre incapaz de nombrar de nombrar ninguna marca sostenible. Y además solamente el 37,5% de las marcas mencionadas tiene la sostenibilidad imbricada en su ADN.

Las marcas más populares a ojos del consumidor son precisamente las que menos responden a criterios realmente sostenibles. Apenas un 5% de las más de 1.000 marcas que el cliente tilda de favoritas son sostenibles.

Así y todo, la sostenibilidad real es convenientemente recompensada por el consumidor. Y las marcas que abrazan la sostenibilidad de manera genuina logran que sus clientes estén dispuestos a pagar hasta un 20% más por sus productos.

 

Esta campaña denuncia la pobreza menstrual escondiendo tampones y compresas en cajas de cerealesAnteriorSigueinteContenidos originales, cortos y muy visuales: las claves para conquistar a la Generación Z

Contenido patrocinado