líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Videojuegos y realidad virtual, una forma de alcanzar el éxito como profesional

Tendencias en MarketingMesa con cascos, teclado y ratón del ordenador.

Zero Latency convierte a sus usuarios en profesionales

Videojuegos y realidad virtual, una forma de alcanzar el éxito como profesional

La imaginación y creatividad, la resolución de problemas, el trabajo en equipo y la mejora en el liderazgo son algunas de las habilidades que podemos extraer de los videojuegos y la RV para aplicar en la vida real.

Cuando pensamos en videojuegos o en la última tecnología, como la realidad virtual, lo primero que pasa por nuestra mente tiene que ver con el ocio, el entretenimiento y la diversión. Históricamente, este ha sido el primer acercamiento que hemos tenido desde niños a la tecnología, pero en la actualidad podemos decir que los videojuegos e incluso la RV son una herramienta más de nuestro aprendizaje y formación.

Aunque se encuentran perfectamente integrados en la sociedad, a menudo los videojuegos tienen que hacer frente a varios tópicos y estigmas que los acusan de generar aislamiento social o de incitar a la violencia. En este sentido, Zero Latency, empresa pionera y líder en experiencias de Realidad Virtual multijugador, ha querido acabar con estos falsos mitos promoviendo el desarrollo de diferentes «skills» y destacando los beneficios que aporta el juego activo desde la infancia hasta la vida adulta.

Alberto Marcos, Business Development Manager en Europa de Zero Latency, considera que «la realidad virtual y los videojuegos son un recurso más en el juego y en la vida diaria de niños, adolescentes y adultos. Ambas experiencias pueden desarrollar habilidades individuales y sociales y permiten adquirir nuevos conocimientos y habilidades motrices, así como el pensamiento crítico, la fantasía, la imaginación y la creatividad».

Educación y éxito en el colegio

Una de las principales críticas al sistema educativo actual, es que ha priorizado las habilidades cognitivas frente a las habilidades socioafectivas, físicas o artísticas. Es aquí donde los videojuegos y nuevas tecnologías como la realidad virtual pueden jugar un papel determinante. Al entrar en contacto con este tipo de experiencias los niños son capaces de sumergirse en un mundo diferente que les ayuda a potenciar su imaginación y creatividad, a moverse en entornos y ambientes innovadores y a descubrir nuevas posibilidades de aprendizaje.

Algunas de las principales habilidades que niños y adolescentes pueden desarrollar gracias a estos recursos son:

  • Mayor atención y concentración. Contar con un elemento audiovisual e interactivo como son los videojuegos o el sumergirse en un universo de realidad virtual, permite lograr un mayor grado de atención y asimilar fácilmente los conceptos.
  • Dotes sociales. Es frecuente que los más pequeños tengan dificultad para integrarse y hacer amigos durante la etapa escolar, por eso gracias a la interacción y la posibilidad de jugar a videojuegos cooperativos, los niños aprenden a relacionarse con facilidad con el resto de compañeros.
  • Fomenta la imaginación y creatividad. La posibilidad de descubrir y recorrer mundos imposibles y resolver o enfrentarse a situaciones complejas, expande la mente y permite que la imaginación y la creatividad no tengan fronteras.
  • Solución de problemas. Desde los clásicos puzzles, los juegos de investigación y misterio, hasta los de construcción y gestión de ciudades o parques temáticos virtuales, ofrecen a los niños la oportunidad de encontrar una solución a un problema, e incluso trabajar sobre diferentes escenarios para resolverlos. Además, en el caso de la realidad virtual, esta tecnología ofrece la opción de recrear un entorno interactivo que se asemeje a la realidad, en el que se pueda aprender cometiendo errores sin sufrir las consecuencias que tendrían en el mundo real, potenciando así el aprendizaje.

Formación laboral y éxito en el trabajo

Cuando llegamos a la edad adulta y es el momento de incorporarnos al mercado laboral hay que tener en cuenta que las compañías buscan un perfil de trabajador que combine perfectamente capacidades digitales con habilidades sociales. Por eso en los procesos de selección actuales se valoran positivamente las Soft Skills, o habilidades blandas fundamentales para el desempeño laboral. En este sentido aquellos profesionales que siguen jugando a videojuegos en su edad adulta continúan desarrollando algunas de las habilidades más demandadas como:

  • Trabajo en equipo. La posibilidad de construir un entorno extraordinario, que invite a los jugadores a experimentar sensaciones reales en un mundo virtual permite cohesionar y mejorar la relación entre los miembros de un equipo de trabajo. El éxito de una empresa puede depender de la capacidad de sus trabajadores para cooperar y trabajar unidos.
  • Liderazgo. Los juegos que fomentan la adopción de roles ayudan a los profesionales a incrementar su capacidad de liderazgo, gracias al desarrollo de habilidades que les permiten ejercer una influencia positiva en los demás. Además, todo buen líder necesita saber rodearse de un buen equipo de trabajo al que poder transmitirle su visión, para conseguir que le apoyen y le ayuden en sus tareas diarias.
  • Comunicación. Participar en juegos cooperativos favorece el desarrollo de habilidades de comunicación ya que precisan de una agilidad, precisión y claridad a la hora de que todos los miembros del equipo comprendan los mensajes y órdenes   para lograr una ventaja frente al enemigo. En su aplicación en el entorno laboral, fomentará el establecer canales de comunicación entre el equipo para resolver dudas o debatir posibles estrategias a seguir.
  • Respuesta y adaptación a situaciones de estrés. Desarrollo de habilidades como la estrategia y la toma de decisiones en situaciones críticas. Jugar a videojuegos puede ayudarnos a mejorar nuestra capacidad de autocontrol y saber cómo afrontar ciertas situaciones comprometidas, como sobrecarga de trabajo, problemas con el proyecto, despidos, etc. Por ejemplo, muchos jugadores aprenden a definir estrategias útiles a través de sus emociones para hacer frente al estrés y de este modo lograr recompensas para poder pasar de nivel en la historia.

Estas son solo algunas de las soft-skills más representativas que deberíamos tener en cuenta desde la infancia hasta la vida adulta, si queremos lograr el éxito desde una perspectiva tanto educativa como lúdica. Por eso, los centros Zero Latency cuentan con una gran variedad de experiencias de realidad virtual, que abarcan diferentes temáticas, perfectas para cada segmento de edad.

Nota de Prensa.

 

5 razones para dar portazo para siempre a la oficinaAnteriorSigueinteEste spot "body positive" pisotea los clichés para animar a la gente a moverse

Noticias recomendadas