Desde el sur del mundo

Hola Javier:

Hace 10 años por lo menos que recibo semanalmente tus newsleters semanales y soy testigo de tu lucha incansable por entender y difundir las claves del nuevo marketing. Me siento mucho más cerca de ti que de la mayoría de mis colegas del marketing y la publicidad de Montevideo, Uruguay. Hace dos o tres años te escribí un mail y tuviste la deferencia de contestarme. En tu incesante peregrinación por el mundo estuviste en "el desachate". Lamentablemente no pude ir, porque me hubiera gustado encontrarme personalmente contigo. En el año 2000 abrimos una Agencia para trabajar en Marketing Directo con un ex empleado mío (yo dirigí durante 8 años una empresa de publicidad en vía pública). Fue un fracaso: el mercado uruguayo no estaba preparado y nosotros tampoco. Ingresé en la docencia, como hobby inicialmente y luego se fue transformando en mi actividad principal. En estos años he tratado de entender la verdadera dimensión de los cambios profundos que las nuevas tecnologías están produciendo en los comportamientos de todos nosotros. Y creo que todavía no hemos visto nada. La mayoría de mis colegas de este negocio del marketing y la publicidad siguen mirando el futuro con las categorías mentales del pasado y eso les impide comprender las claves de lo que está pasando. El problema es cultural y no tecnológico .Es un momento hermoso de la historia, lleno de oportunidades y desafíos como nunca antes. Y a pesar de que estoy en el último cuarto de mi vida (tengo 62 años) estoy decidido a dar un nuevo giro a mi vida (uno más) y trabajar de lleno en la difusión del nuevo marketing. Hoy la edad, el lugar físico, el tamaño de la empresa no son una condición para el éxito. Me decidí a escribirte porque me gustaría establecer un contacto más directo contigo, compartir ideas, porque como dice Don Peppers en su libro Uno por uno "en un mundo en que la comunicación y la información son casi gratuitas, el sistema económico será impulsado más que nunca por la auténtica innovación y creatividad humana. En un mundo así, las ideas serán el medio de cambio".
Discúlpame lo largo de este mensaje. Se que tengo muchísimo que aprender, especialmente en el manejo de las nuevas herramientas, pero estoy determinado a hacerlo. Y obviamente tengo la legítima esperanza de ganar dinero en el intento...Espero que me respondas, pero entenderé si no lo haces.
Te mando un abrazo por encima del mar, desde el sur del mundo.

Eduardo Casas.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir