GRACIAS POR TU RECUERDO A JOSÉ MARÍA CABRERA

Estimado Javier,

He tenido la oportunidad de leer hoy tu columna dedicada a Jose Mª Cabrera. Tengo el enorme orgullo de sentirme entre sus interminables amigos y su muerte me ha emocionado y entristecido enormemente. Estaba al tanto de su enfermedad y hablé con él a finales de abril por última vez. Decía que el cáncer no lo iba a matar, pero la quimio sí.

Precisamente ayer tuve la oportunidad de escribirme con Rodrigo, su hijo, y le pedí que pase lo que pase, mantenga vivo ese espíritu maravilloso, tanto profesional como personal, que su padre llevaba a gala allá donde fuera.

Conocía a Jose Mª desde hace unos 10 años (contigo también he coincidido en varias ocasiones, pues este mundo es mucho más pequeño de lo que pensamos) y el año pasado, tras 8 como directora de Marketing de una importante empresa, llegó el reajuste en la Dirección, el despido y con él, la incertidumbre de por dónde seguir.

En gran parte gracias a Jose Mª y a su entrañable y animosa forma de ser, monté mi propia empresa de organización de eventos, y aquí estamos, luchando cada día, pero felices de saber que estamos haciendo bien las cosas.

Como ves, le debo mucho, igual que tantas y tantas personas de este sector. Hablar con él siempre era un placer y una fuente de sabiduría.

Sólo quería darte las gracias por emocionarme una vez más y hacerle justicia a alguien tan grande y que ha dejado tanta huella entre nosotros.

Espero que podamos saludarnos pronto. Un fuerte abrazo,

Mónica Varela
NEMILCA

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir