¿Necesitamos a los grandes medios para estar informados?

Tremendo lo que sucede en Libia, en Bahrein, Marruecos. Pero, ¿qué dicen nuestros políticos? ¿Qué hacen nuestras muchas nuevas y viejas cadenas de TV para informarnos con especiales o en vivo de estas revoluciones históricas que cambian aquella parte del mundo? ¿Cómo reaccionan empresas y marcas como Repsol ante lo de Libia o los patrocinadores de la Fórmula 1 ante lo que sucede en Bahrein? Donde Gobiernos ordenan disparar a sus propios pueblos, como demuestra este espeluznante vídeo de la CNN que muchos twiteamos (@jpiedrahita) horrorizados el pasado sábado, algo antes de lo que luego vendría en Libia. Yo diría que poco están diciendo. Por no decir, haciendo. ¡Apenas nada!

¿Así desean ganar credibilidad ante audiencias, votantes, consumidores boquiabiertos con cómo maltratan al ciudadano en cercanos países mediterráneos o de oriente próximo? Creo que se equivocan. Y que van a seguir perdiendo audiencia. ¿Voy a seguir como ciudadano que desea vivir en tiempo real estos cambios históricos a la corresponsal de la cadena de TV en su puesto seguro en el tejado de su hotel, a kilómetros de donde sucede la realidad, contándome lo que allí no ve o ya no es noticia? ¿O prefiero hacer zapping al satélite o a mi tablet, smartmóvil con aplicaciones de TV o PC internet para ponerme al día con cadenas que sí me informan desde el centro de las manifestaciones como Al Jazeera en inglés e interactuar paralelamente en mi Twitter timeline?

Y luego los colegas de los medios se quejan y sorprenden en congresos y entrevistas en la prensa amiga (poco objetiva) de que muchos hemos perdido la costumbre de bajar al quiosco para comprar la prensa del día o sintonizar la televisión. ¿Para qué? Si desde que navegamos la red lo que nos ofrecen periódicos y televisiones clásicas (CNN+ ya cerró y se llama ahora Gran Hermano 24H, TVE 24H casi nunca va en directo con la realidad internacional) parece ser de otro mundo. Apenas una noticia que no conozco ya. Apenas una imagen o un vídeo que no he visto en la red, Twitter timeline links, Facebook o el satélite internacional con CNN, Al Jazeera, BBC, ZDF, ARD, RTL. Lo que no significa que muchos leamos menos o no veamos vídeos. Todo lo contrario. Hoy leo y veo mucho más de lo que consumía antes. La diferencia: los programas que me interesan los busco en las mediatecas en las webs de las grandes TV's. Las series y películas me las bajo (de forma legal ;-) desde la red. Y siempre cuando y donde yo las quiero ver. Y parece que no estoy solo. Un 50% de los usuarios de la web ya han disfrutado de la TV por internet.

Desgraciadamente, por algo los diarios españoles sufren la peor crisis de su historia (datos de diciembre, El País). Con unas pérdidas de 34 millones de euros en 2009, una caída publicitaria del 22,5%, del 5,6% en la venta de diarios y una edad media de los lectores que ya ronda los 44 años. Javier Pérez de Albéniz lo dice mejor que nadie en su post de ayer: "¿Necesitamos realmente a los grandes medios para estar informados? Quiero decir, para que nos informen de la situación en Libia desde fuera de Libia, como está sucediendo hoy. O para que nos informen de lo que sucede en El Cairo desde la habitación de un hotel de El Cairo, como sucedió ayer. O para que nos informen de los libros de sus propias editoriales, de las películas de sus propias cadenas de televisión, de los programas de radio de sus propias emisoras… No sé dónde está el futuro del periodismo, pero sé dónde no está. En el pasado. En los grandes grupos. En el periodismo de pasarela. En los gurús que sólo son capaces de salvar sus propios culos."

Y no queda mucho para que llegue el "killer televisor" que integre de forma útil y fácil de usar TV e internet. ¿Llegará de nuevo made by Apple? Que sí, que ya conocemos las críticas fáciles en foros e intervenciones de nuestros "tele profesionales" o "gurús salvaculos" (debido a mi trabajo informativo suelo ir y cubrir todos estos eventos, me los conozco al dedillo, también sus repetitivos argumentos pro TV y pro grandes medios de siempre y contra la nueva realidad mediática publicitaria digital). ¿Las repetimos aquí? Dice una de estas críticas: "Que no, que la gente no desea jugar a ser programador televisivo". ¿Para que se inventó entonces el mando que todos tenemos en la mesa? Y otra: "Hoy se ve más TV que nunca". ¿De verdad? Quienes analizan las audiencias (¿por qué cree usted que en el foro de "audiencia expertos" de AEDEMO no nos quieren ni ver como medio libre e independiente de este sector? Frente a los "medios amigos invitados all included" que les escriben al dictado… ;-) saben bien que la mayoría de telespectadores son más bien tele NO miradores. Hacen de todo ante el televisor. De todo menos ver la tele. Comer, planchar, hablar por teléfono, navegar por internet.

Quien convive con adolescentes en casa, conoce el fenómeno: televisión sin Facebook, SMS o MSN chat ya no existe en el mundo de los nativos digitales. El smartphone en la mano, el laptop o tablet sobre las rodillas. Tú me dirás qué atención pones así a la programación de turno. Y no te cuento ya al bloque publicitario con tu anuncio… Pero no sólo los niños. Según un estudio de Deloitte, un 42% de los norteamericanos de entre 14 y 75 años navegan por la red mientras consumen TV. En el mercado que una y otra vez nos muestra ya hoy lo que en breve llega aquí, se invierten 300 minutos diarios en ver al tele y otros 300 minutos en estar en internet.

Miremos a tan sólo dos vuelo horas de España, a Alemania. Otro mercado que nos da datos claros (que aquí se ocultan en demasiadas ocasiones por los poderes publicitarios de siempre, por su inmenso miedo a la cambiada realidad del consumo de los medios en detrimento de la inversión publicitaria en éstos): los jóvenes de 14 a 29 años han duplicado desde 2005 el tiempo de consumo de internet. Cosa que no sorprende. Pero sí lo hace que su consumo de TV y de radio cae fuertemente. A nivel población general los diarios pierden un 18% del tiempo de uso y las revistas un 50%. La cobertura diaria de todos (!) los medios baja a favor de internet. Incluida la de la televisión. Datos que son una pequeña sensación.

Tranquilos. Claro que en 20 años seguiremos viendo televisión. Pero apenas tendrá mucho que ver con la tele de hoy. Se habrá terminado el esperar a que emitan un programa. La televisión será más personal, te hará recomendaciones personales según los programas ya consumidos, Google te ayudará a encontrar los vídeos sobre cada tema, todos los contenidos llegan vía stream a tu salón o smartphone. La TV en vivo será acompañada por chats, Twitter y otros servicios interactivos. El viejo mando a distancia cede a favor de un tablet con pantalla táctil que a su vez hace de teclado.

Cinco tésis sobre la evolución de la televisión (que los de AEDEMO no han sabido o no han querido ofrecer al mercado publicitario en su desaprovechado congreso sobre TV 2011, en Valladolid):
1) El futuro de la televisión se llama internet (y no al revés)
2) Gracias al smartphone y al tablet la TV se independiza del punto fijo (visto en GSMA Mobile World Congress Barcelona 2011)
3) Gracias al streaming y on demand, la TV se independiza del tiempo fijo
4) Donde grandes acontecimientos en vivo fijan horarios de programación (grandes noticias, elecciones, deportes) la TV se convierte en interactiva y social
5) Deja de existir la diferenciación entre nuevos y viejos medios. Sólo existen Los Medios.

Todos estos datos hoy expuestos deben hacer pensar a aquellos ciegos, miralados, no realistas, que aún abundan en nuestro afectado sector, y que hasta ahora se creían a resguardo cómodo porque aunque el online crecía, no parecía restarle poder publicitario a los medios electrónicos. ¿Tras lo que vemos en EEUU, Alemania, otros países avanzados y lo que aquí no se nos quiere decir con toda la claridad necesaria, ¿habrá llegado el momento de repensar las cosas? ¿El momento de dejar de discutir del futuro de los medios y en vez de eso pensar más en el presente de éstos? Parece que la respuesta es un sí.

Bueno, toca otra vez maleta, cámara, cables, portátil, que este año ha empezado muy fuerte con los eventos importantes de Frankfurt, Munich, Barcelona y ahora Burgos, donde el "Spanish Marketing Tour" nos lleva por fin a ciudades que a nivel marketing, publicidad, medios, digital, están algo olvidadas. Pero jamás por esta redacción a la que le encanta visitar e informar de la buena gente del sector en cualquier rincón de España. Ya vale de tanta pantalla, email y Twitter ;-) ¡A la calle! ¡Con la gente! Véngase conmigo vía web, redes sociales, fotos, vídeos, noticias, en directo al nuevo iRedes, el I Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales. Con Alejandro Piscitelli, Mario Tascón, Javier Celaya, Ignacio Escolar, Gumersindo Lafuente, Rosalía Lloret, Koro Castellano, Ícaro Moyano, Laura Gómez, Juan Andrés Muñoz, la cubana Yoani Sanchez, el escritor Arturo Pérez Reverte y muchos más que con ilusión saludaremos y cuyos mensajes les ofreceremos este jueves y
viernes en la apacible ciudad de Burgos.

Tras Burgos, el viernes tarde y el sábado no habrá "social media descanso". Eso, ya lo sabe, para otros ;-) NO en una redacción que abre 24h, 7 días a la semana, 365 al año. Volveremos pitando a Madrid para cubrir en el Hotel Eurobuilding para todos ustedes el II Congreso Social Media Marketing con "las web 2.0 celebrities" Carlos Blanco, Fernando Polo, Victor Gil, Rafael Bonnelly y otros más. No se pierda toda esta cobertura, todas estas ideas, todas estas fotos, todas estas vídeo ponencias, desde mañana y cada día en MarketingDirecto.com, en el eNewsletter diario Teletipo, en nuestra Twitter cuenta oficial (@mkdirecto), nuestra Facebook cuenta oficial y en las mías personales (@jpiedrahita) y Facebook.

Mas infos en menos tiempo, ¡imposible! DGT, apaga los radares en la N-I. Que allá vamos a toda web 2.0 velocidad………

Javier Piedrahita
Director
MarketingDirecto.com
Teletipo del Marketing
Mail Marketing
Email: [email protected]
Aquí desde ahora "sígueme también en Twitter, Facebook y LinkedIn

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir