Javier Piedrahita Fundador - Editor MarketingDirecto.com

Cuando la TV privada fomenta valores sociales (y de paso a las marcas)

Viernes Santo. Sierra de Madrid, El Escorial. Día de relax. Coges el mando de la tele. ¿Qué echarán esta noche en prime time? ¿De nuevo las películas una y otra vez vistas en estas fechas sobre el cruel final de Jesucristo? Pues no. No todos son de los del más de lo mismo, tradición inmovilista, programación repetitiva. El HD Set Top Box de Kathrein, conectado vía parabólica al "TV liberador" satélite luxemburgués Astra, te sintoniza al instante con otra realidad televisiva. La de 2016, la de ahora, en HD real, sonido 5.1 (no el falso alta definición HD de la TDT obsoleta que nos vendieron aquí, frente a la TDT-2 que ya obliga a implantar en Europa un legislador que sí vela por el interés y tech-bienestar del consumidor y no del inmovilismo interesado de algunos players mediáticos).

En este caso, el mando de TV europea (no limitada geográficamente en esta era digital global) me lleva a la RTL (Grupo Bertelsmann) para ver el "blockbuster del Viernes Santo". No sale la historia bíblica pero sí la dura historial real, producida en cine ficción del grande, de dos hermanos emprendedores, Adolf y Rudi Dassler, creadores de la marca global Adidas, luego convertidos en archienemigos, separándose y enfrentados vía la marca de uno de los hermanos, Puma. ¡"Duelo de Hermanos – La historia de Adidas y Puma" es docutainment de primera! Que se hace enseguida con un 25% de cuota de pantalla y 5 millones de espectadores esa misma noche.

adidas-3

Todo gracias a programadores en una televisión privada que en vez de fomentar el más de lo mismo en Semana Santa, sean películas religiosas, sean más telebasura, más fútbol, más tertulias con tanto político cansino, o más cocineros..., prefieren entretener y transmitir a la nación en esta especial noche valores de emprendimiento, de cómo con esfuerzo duro se crea riqueza nacional, puestos de trabajo, grandes marcas, y con ello país e imagen de la buena, no de la folclórica o irrelevante. Y todo entreteniéndote a lo grande y con un posterior documental sobre ambas marcas.

Y todo desde una TV privada que sabe que se debe a una audiencia (también al cerebro de la misma, no solo a los instintos más superfluos), y que también se debe (en agradecimiento, al menos) a quien la financia. Que son todas esas grandes y pequeñas marcas, como Adidas o Puma, por ejemplo. Simplemente se trata de televisión de la buena, de la normal para quienes "zapeamos por Europa" desde siempre, con grandes historias de grandes marcas que tanto han hecho para la economía y bienestar social de las naciones en nuestro continente de la libertad y los valores. Y claro, acostumbrado a este nivel televisivo NO entiendes lo que toca ver y aguantar cada noche en demasiados canales en español.

television

¿Tan difícil es para nuestros responsables en canales privados o públicos (o las productoras) producir películas y docutainment pegado a la realidad, fomentar de paso y de manera entretenida valores de esfuerzo, trabajo, éxito (es decir, lo que hace grande a la economía de mercado social y conlleva de paso a la estabilidad democrática y el bienestar general), inspirar al ciudadano con cine español pero relevante, basado en historias de marcas reales, que aporte, con las seguramente igual de interesantes historias de cómo se hicieron (¿y acabaron?) grandes marcas nacionales? En vez de llevarlas únicamente a un frío museo o exposición, ¿por qué no en prime time a todos los hogares?

Años aquí predicando para que las cosas se hagan mejor en mi sector, su publicidad, sus medios, las marcas, en este país. Pero con la triste sensación de que a quienes les debería hacer reflexionar y que pueden ayudar a cambiar las cosas o no les quiere entrar en sus cabezas, o les da muy igual o tienen temor al cambio, a lo nuevo, a lo diferente, a experimentar, a avanzar e innovar. Pena. Luego pasa lo que pasa.

dans sobrino

Sólo tienes que leer los 100 comentarios (gran parte anti publicitarios) debajo de la última columna de Enrique Dans, "Adblocking – no hemos aprendido nada", ver en este gran artículo de "El Confidencial" los problemas de libre competencia, monopolios, y liberalización de sectores en nuestra obsoleta y estancada economía mediterránea, con los que debe luchar gente con mente abierta y pro cambios, como María Sobrino (subdirectora de estudios e informes de promoción de la competencia de la CNMC) en la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y tantos otros ejemplos de situaciones que se podrían evitar haciendo las cosas con sentido común y simplemente bien.

Además de que toca ya pedir a tanto dinosaurio en el sector que por favor se aparte para no frenar el cambio (más que político, que ya vemos cómo va también, el cambio urgente mental, de ideas, de "how to do things now". Recemos en estas Pascuas para que en mi sector, en nuestra economía, en la nación, nos escuchen de una vez. Y para que ¡por Dios!, las cosas cambien a mucho mejor (para la gran mayoría).

En ese sentido, buen retorno de Semana Santa, con ideas, con fuerzas, con ganas de lucharlo, le desea, una semana más,

Javier Piedrahita
Fundador - Director

MarketingDirecto.com
[email protected]
Javier Piedrahita en Twitter, Facebook y LinkedIn
Si quieres recibir cómodamente en tu email el newsletter diario y este editorial semanal, suscríbete aquí.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir