Javier Piedrahita Fundador - Editor MarketingDirecto.com

DLD 17 en Múnich: entusiasmo, pero también reflexión ante la digitalización

Hoy le escribo desde una fría y nevada Múnich, donde este domingo arrancó la más relevante de las tech conferencias en suelo europeo (a veces es mejor volar dos horas de nada que cruzar nuevamente el gran charco para encontrarte con la élite digital global), la Digital Life Design conference, DLD, con la que cada año abrimos nuestro "World Marketing Tour 2017" que significa cobertura en texto, vídeo, foto, redes sociales, en tiempo real, de cada uno de los mas relevantes eventos en Europa y América. Algo que diferencia a este medio, que se toma en serio su labor informativa global presencial, de tantos otros, menos viajeros y con menor engagement y pasión por moverse donde realmente se "crea y se decide sector".

¿Por qué como press trade medio debes estar in situ en una conferencia como la DLD? Pues porque aquí, en la próspera capital de Baviera y a solo dos horas en vuelo de tu cómoda redacción madrileña, se juntan cada año las personas e ideas más relevantes de la transformación digital que lo está cambiando todo. Y que también afecta a nuestro sector; al marketing, la publicidad, los medios. Aquí nos explican en persona los cambios fundamentales que todo esto trae a nuestra sociedad. Con el foco puesto en la transformación de los mercados y los medios, pero también en cultura y sociedad. Este año con especial hincapié en los temas inteligencia artificial, movilidad, Big Data, futuro del trabajo, seguridad y cyberwar.

dld-1

 

Uno de los platos fuertes está siendo en este DLD 17 la AI: ante el gigantesco montón de información recogida se hace imprescindible la ayuda de la inteligencia artificial (AI) para contextualizar y poder generar conocimiento. Que es lo que significa también el concepto Big Data, que desde hace unos años nos acompaña como potente buzz, al que nadie ni nada escapa, en el sector del marketing moderno. Como sociedad moderna necesitamos de la inteligencia artificial para poder canalizar esta creciente fuente informativa y sacarle uso.

La influencia de la AI será ineludible y elemental. Importante que las instituciones sociales acompañen este cambio. Porque nuevas maneras de trabajar requieren nuevas habilidades. Y esto significa sobre todo para el país del constante enfrentamiento político-educativo y con las comunidades autónomas, llamado España, que, o nuestro sistema educativo formativo va de manera analógica al progreso tecnológico en el mercado laboral, como se presenta y se debate en conferencias como el DLD (¿dónde están aquí nuestros empresarios, medios y políticos?) o estamos preparando a fogoneros para locomotoras eléctricas. Es decir, formaríamos en España a personas para un mercado laboral que en un futuro no existirá.

dld-2

Las personas que comiencen a utilizar la inteligencia artificial en su día a día tendrán ventaja sobre los que no la utilizan. ¿Más brecha social entonces? Está claro, y aquí en Múnich así se discute estos días, que necesitamos de un nuevo contexto para estos cambios. Un contrato o consenso social que integre las nuevas tecnologías y su potencial. Como en cualquier revolución industrial existe el peligro (y más en un país tan dividido y en muchos importantes aspectos algo desorientado, como el nuestro) que el cambio a nuevas formas de convivencia social vayan acompañadas de conflictos sociales.

Ya vemos hoy acalorados debates alrededor de las Fake News, la era de la postverdad, sobre qué es verdad y qué no, las decisiones sobre el Brexit o la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. Vemos un cambio cultural y social. Con conflictos sociales que ya no se desarrollan ante las fábricas, pero que explotan en las redes sociales.

Además de la sensación de muchos conciudadanos de quedarse atrás, descolgados, ante tanto y tan veloz progreso tecnológico. También por ello es importante que entre todos los actores comencemos a comunicar mejor, de manera más entendible, más transparente el cambio digital. En todas las áreas y en todas las clases sociales. En eventos como el DLD y tantos otros más. En medios de comunicación que en vez de dedicarse a entretener solo con lo superfluo, se comprometen así con su entorno, con la sociedad, o con su sector.

nieve-munich

Labor de todos los que estamos (¿acaso en este sector no somos justo expertos en comunicar? ¿Las marcas no tienen el poder de hacerlo?) en este 2017, intentar cerrar esa brecha social y ayudar a que todos suban al tren digital sin quedarse atrás, desaventajados, descolgados.

Ya tiene, directo desde Múnich, otro buen propósito de año nuevo para con el mundo en el que usted vive, democrática, próspera y libremente, para con su entorno social.

Pongámonos.

Saludo desde el frío,

Javier Piedrahita
Fundador – Director
MarketingDirecto.com
[email protected]
Javier Piedrahita en Twitter, Facebook y LinkedIn
Si quieres recibir cómodamente en tu email el newsletter diario y este editorial semanal, suscríbete aquí.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir