líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Javier Piedrahita CEO & Founder de MarketingDirecto.com

Marcas, publicitarios: no más acoso, por favor…

Y sigue este agosto 2011 tan caliente en noticias que también afectan, de forma directa o indirecta, a nuestro mundo publicitario. Ahora es Steve Jobs el que dimite como CEO de Apple. Mucho más fácil ofrecerles a todos ustedes rápidas y buenas infos sobre ello que sobre lo que piensan y hacen los grandes patrocinadores de la liga de fútbol en huelga en un país donde demasiadas empresas y proveedores simplemente no pagan lo que compran, lo que contratan. Ver para creer esto en un mundo avanzado del 2011. Y ver para no creer el «desierto» en las oficinas españolas de medios, agencias y anunciantes que nuestras cuatro redactoras del «equipo de verano» se encuentran estos días a la hora de solicitar infos y declaraciones por parte de los afectados.

Con la que le cae al país, economía, sector, ni un solo responsable o sustituto disponible en sus puestos o al menos en un smartphone conectado. ¿Pero dónde estamos en una economía supuestamente global e interconectada del hoy y no del ayer? Porque los lectores sí están allí, batiendo récords de lectura veraniega en este medio «abierto por vacaciones» con los 5.999 que han leído estos días noticias como la de «Si las redes sociales fueran superhéroes…» o visualizando vídeos como el de Jack Trout y Raúl Peralba con ya 2.000 visitas en este mes. Lectores muchos, ruedas de prensa, eventos y respuesta/colaboración de los decisores al teléfono, apenas. Mundo al revés, en una España que no se entera y que sigue yendo por libre. En fin… Luego no le lloréis a las Merkel y los Sarkozy de turno, por favor ;-)

Como el verano del sector a la española te obliga a no poder ofrecer mucho en cuanto a Spanish marketing and advertising actualidad se refiere, sigamos una semana más con las reflexiones sobre nuestro sector, hacia dónde va, su actual estado, el posible futuro.

Si últimamente hemos salido para ello al extranjero, hoy nos quedamos en España y subimos a Barcelona al blog crítico sobre marcas y publicidad, «Placebo Center» , creado por Uri Bosch, Pedro Valero, Kimberly Rass y Lourenço Viana. Y que esta semana citan el fantástico libro visión PostPublicidad del amigo Daniel Solana (Double You).

El blog post citado se titula «El acoso de las marcas»:
«Todos los días nacen miles de marcas en el mundo, nuevas marcas que se creen con el derecho de ocupar su propio espacio en la mente de lo que ellas llaman ‘el consumidor’. Sin embargo, sobrevivir en estos tiempos no es fácil. Hoy los mercados se han vuelto tremendamente competitivos, no existen suficientes compradores para el global de productos y servicios que las compañías ofrecen y las herramientas de marketing ya están al alcance de cualquier empresa, grande o pequeña, multinacional o local, experta o joven.

En la actualidad, cualquier marca sabe que, si quiere sobrevivir, no le basta con poseer un buen producto o servicio, sino que ha de comunicar, darse a conocer, hacer publicidad, y que si no lo hace está condenada a la desaparición. Todos los días nacen miles de marcas en el mundo, es cierto, pero el 80% de esas nuevas marcas acaba muriendo o malvive agonizando. Como cualquier otro organismo, las marcas nacen con un fuerte instinto de supervivencia. Las marcas son organismos vivos, claro que sí.

En este mismo ecosistema vivimos nosotros, los seres humanos, expuestos a la presión a la que nos somete el marketing. Somos sus presas. Las marcas rastrean nuestras huellas, localizan dónde estamos, asaltan nuestros caminos y nos persiguen tratando de darnos caza, acribillándonos a mensajes publicitarios. Sólo en Europa las marcas invierten unos 100.000 millones de euros al año en publicidad. Dedicados a comprar impactos publicitarios, mayoritariamente no deseados, que irrumpirán en nuestras vidas.

La publicidad en televisión, por ejemplo. Según un estudio de Accenture de 2008, el 64% de la gente confesaba que lo que más le molestaba de la programación de televisión eran los anuncios. En España, el 84% de la gente asegura sentirse ‘bombardeado’ con los spots. No es extraño, en España soportamos una presión de 642 anuncios por semana, segundo lugar en el ranking después de los estadounidenses con una media de 789. Las películas suelen empezar tarde, a las diez de la noche, supongamos, pero con los bloques publicitarios la película tal vez no finalice hasta la una de la madrugada. Los españoles somos los europeos que menos dormimos. Aquí está la explicación: las marcas no nos dejan.

No sólo es la televisión la que nos irrita. La publicidad nos abruma venga de donde venga. Nos fastidian las cuñas de radio que interrumpen continuamente lo que nos interesa escuchar. Nos molestan los banners que nos dificultan la lectura de nuestro periódico digital. Nos desagrada la publicidad exterior cuando pinta nuestras calles con los gritos de las marcas. Nos molesta tanto que llenen nuestro buzón de papeles como que llenen nuestro buzón electrónico de spam. Nos fastidia enormemente que las marcas invadan nuestra intimidad cuando nuestro teléfono suena a última hora de la tarde con llamadas de telemarketing para proponernos ofertas, o recibir por correo postal telegramas en los que nos comunican que hemos ganado un viaje a Cancún que será nuestro simplemente llamando a un número de teléfono. La mayoría de los mensajes publicitarios que irrumpen en nuestras vidas, sean del medio que sean, nos irritan, nos estorban o agreden nuestra sensibilidad. Sólo muy esporádicamente nos encontramos con bonitos anuncios, que nos distraen, o con anuncios útiles que valoramos.

Marcas depredadoras y personas que no se dejan depredar. Las dos especies conviven en un mismo biotopo, pero no parece que exista equilibrio. Por su actividad, desmesurada y dañina, las marcas actúan como organismos patógenos y la publicidad como una plaga, una enfermedad».

Me vuelvo a repetir al final de este crítico espacio semanal y personal para con mi querida publicidad, anunciantes, sector: revolución/evolución ya, o esto no va a ninguna parte. Así de claro. A pesar de ser agosto. Reflexione, medite y prepare los cambios radicales y 100% imprescindibles para su vuelta veraniega y su comienzo de nuevo curso anunciante/publicitario. No le queda otra. Créame por favor. No le vaya a pasar como a nuestro inepto Gobierno de España, al que ya no le queda otra que seguir a rajatabla lo que le aconsejan y dicen desde Europa. Que es mejor que escuchar y seguir a los que ni saben, hacen perder su tiempo, no valen para coger el buen rumbo. No haga como aquellos que nunca han querido escuchar y ahora se encuentran donde se encuentran, arrastrando de paso a los demás. Aquí estamos algunos gritándolo alto y claro. Y cada vez somos más.

Solo tiene que releer el post citado arriba, los otros posts citados este mes en esta sección y sabrá lo que toca hacer en su marketing y publicidad de aquí para adelante.

¡Feliz resto de verano 2011!

Javier Piedrahita
Director
MarketingDirecto.com
Teletipo del Marketing
Mail Marketing
Email: javier@marketingdirecto.com
Sígueme también a diario en Twitter, Facebook y Linkedin.

El acoso de las marcasAnteriorSigueinteUna dura temporada para los medios

Noticias recomendadas