Javier Piedrahita Fundador - Editor MarketingDirecto.com

Mientras que China crea la Greater Bay Area, aquí seguimos sin un plan claro

Antes de coger en este imparable World Marketing Tour el siguiente avión que nos lleva ahora a la aventura mallorquina, evento #MarketingRocks, que este 13 de abril (recuerde: justo el pasado 13 de marzo "lo reventamos" con nuestro FOA Madrid) nos mostrará buenas recetas de marketing para nuestras marcas, llega el momento de compartir una breve reflexión con ustedes.

En Mallorca tocará moderar y llevarles esa dosis de periodismo sectorial en vivo en acalorados debates y preguntas muy directas a cada ponente, algo que en tan pocos eventos del sector se ve en estos sosos y cobardes "tiempos de lo políticamente correcto", del "no me vayas a preguntar por tal problema en el sector", del mirar a otro lado y del destacar solo premios y el bueno y bonito lado de la industria. ¡Qué aburridos (y con ello vaciados e insignificantes) se han vuelto muchos eventos del montón (que no para de crecer)! Pero aquí estamos para remediarlo. En cada uno de nuestros muchos eventos anuales con la marca diferenciadora MarketingDirecto.com, en aquellos a los que se nos invita y se nos da un micro en mano para despertar a la audiencia, hacer reflexionar al sector.

Otra que tiene que despertar de su actual estado frente a la competitiva carrera global entre naciones es nuestra España. Cuando como el CEO de la agencia "Achtung!", Mirko Kaminski, vuelves a finales de marzo de Austin, del mega evento SXSW, y te enteras allí de cómo el gigante chino avanza en la digitalización a enormes pasos, se te arruga la frente. Te preocupas. Y le exiges a tu país: ¡necesitamos de una vez por todas un plan! ¡Uno bien grande!

Cito (y españolizo algo) a Kaminski: "hace unas semanas miramos todos a Austin. Allí se celebró el festival de lo digital, South by Southwest, la SXSW. Después todas las miradas se giraron hacia Hamburgo, al Online Marketing Rockstars, OMR. Quedamos fascinados, inspirados, algunos incluso embriagados por las nuevas tecnologías y desarrollo digital. Y eso es bueno.

Pero deberíamos mirar también a otro lado muy distinto. Por ejemplo al sur de China. Allí en el Pearl River Delta surge en estos momentos la Greater Bay Area. Entre Macao y Hong Kong. Y si miras a esa parte del mundo, quedas fascinado. Un rato más tarde ya te tiemblan las rodillas. El gobierno chino une allí megaciudades con millones de habitantes para crear un mega hub de lo tecnológico y de la innovación. Allí construyen un Silicon Valley chino. Ya hoy se encuentran en ese lugar muchas de las mayores y más innovadoras empresas del Fortune 500 y Fortune 100.

¡11 ciudades con 66 millones de habitantes! Y en medio, Shenzen. Hace 30 años, tan solo un pequeño pueblo de pescadores. Ahora estas ciudades se están conectando infraestructuralmente. A cada una de las 11 ciudades se le asigna una tarea de foco superior. A una, por ejemplo: ser la líder en lo que es inteligencia artificial. Y la ciudad escogida adecua todo para ese objetivo fijado. Por ejemplo la administración, las ayudas económicas, también los jardines de infancia y colegios.

Así como las universidades, que se preparan consecuentemente para ello. Y la administración, el ayuntamiento, que tiene la tarea de realizar proyectos de aplicación con futuro. Y según la tarea de foco se implantan startups que son apoyadas de forma masiva. Con oficinas para las que no tienen que pagar alquiler alguno. Servicios, sin tener que costearlos. Ya hoy en día se manejan allí presupuestos para investigación y desarrollo que asombran. El objetivo es adelantar en un plazo medio a hubs económicos como Silicon Valley, Tokio o Nueva York. En lo que es la dimensión económica, pero también la importancia internacional y su impulso innovador.

Y ahora tornemos la mirada hacia nuestra querida España. Echemos un vistazo a un jardín de infancia o a un colegio español. Contemos allí los ordenadores y tabletas disponibles y busquemos las asignaturas programación & similar en su plan de estudios. Vemos profesores que escriben con tiza en pizarras. Vemos profesores que evitan el uso del ordenador. Y seguimos mirando un poco más. Vemos programas de ayuda regional, incluso local, que compiten entre ellos mismos. Y vemos ministros que nos hablan o desvarían sobre taxis voladores y trols en Twitter.

No soy un fan del aparato de poder chino. Cero. Para nada. Violaciones de derechos humanos, espionaje al ciudadano y escasez democrática, me cabrean. Pero mirando a China estoy impresionado de la visión de futuro y amplitud de miras, de la ambición y su consecuencia. Sobre todo me pongo nervioso. Me preocupo. Y tengo la opinión de que España necesita por fin de un plan. Uno grande y ambicioso. Me temo que se nos va el tiempo. Qué bien que dispongamos de tantas buenas patentes. Lo que no tenemos es una patente para los retos del futuro".

Toca espabilar, país, educadores, políticos, sector. Toca competir. Mejorar. Digitalizar.

Ya lo sabe.

Que tenga una feliz semana. Nos vemos este viernes en Palma de Mallorca, evento "Marketing Rocks", edición 2018.

Javier Piedrahita
Fundador – Director
MarketingDirecto.com
[email protected]
Javier Piedrahita en Twitter, LinkedIn

Si quieres recibir cómodamente en tu email el newsletter diario y este editorial semanal, suscríbete aquí.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir