8 cuestiones a considerar antes de comprar regalos de empresa.

La personalización de productos es una estrategia de marketing única. En cierto modo, es absolutamente tradicional, ya que las empresas llevan décadas promocionándose a sí mismas mediante la personalización de bolígrafos, bolsas y camisetas.

Sin embargo, los regalos de empresa también tienen una ventaja que casi ninguna otra forma de publicidad puede igualar: estos productos no desaparecen cuando volvemos la página de una revista, terminamos de leer un periódico o dejamos de ver la televisión.

Aun así, usted no debe salir corriendo a adquirir un montón de artículos promocionales para su empresa. Además de bien diseñados y poseer un sentido de utilidad, estos productos  deben tener un propósito y responder a la intención que hay detrás de ellos.

¿Está su empresa preparada para esta nueva forma de comercialización de la marca? ¿Está usted listo para el encargo de productos promocionales impresos?

Debería usted considerar la posibilidad de hacerse las siguientes preguntas para averiguarlo:

1. ¿Tenemos un buen logotipo?

Piense en todas las grandes empresas y multinacionales de todo el mundo, desde Apple hasta Coca-Cola. Probablemente podría reconocer sus logos a una larga distancia. De hecho, no es necesario que vea la totalidad del logotipo de la manzana en una bolsa; ni tampoco más que una “C” blanca sobre el fondo rojo de Coca-Cola para que realice la conexión entre ese impacto visual y el producto.

No es necesario que su empresa posea un diseño de un logo que perdure durante décadas, pero si debe tener confianza en el que se colocará en sus productos promocionales.

2. ¿Tenemos un buen slogan?

Al igual que sucede con los logotipos, los lemas o slogans son una excelente manera fortalecer su marca con brevedad e ingenio. El dar con el mejor slogan se basara simplemente en una estrategia de prueba y error… pero como dice uno de los mejores slogans de una muy conocida empresa deportiva: "Just do it".

3. ¿Los consumidores utilizan estos productos?

A veces hay que ponerse en la piel de los consumidores. Como explica en su blog el conocido experto en Marketing Heidi Thorne: primero debería recopilar datos demográficos básicos de marketing, para posteriormente saber en qué y donde debe invertir este dinero. Otra opción es la realización de suposiciones seguras;  por ejemplo: si quiere regalar botellas de agua personalizadas o material deportivo promocional, el mejor lugar para hacerlo sería un gimnasio, ya que aportaría una utilidad mucho mayor a las personas que se encuentran haciendo deporte.

4. ¿Es un producto que se utiliza en público?

Thorne también señala que los productos promocionales tienen doble uso como herramientas de Marketing. Por ejemplo, un consumidor que utiliza un bolígrafo promocional solo en su propia casa es la única persona o público potencial que capta el mensaje que intenta transmitir el bolígrafo.

Sin embargo, si un consumidor lleva una gorra de promocional fuera de casa, no sólo muestra orgullos su marca, sino que todo el mundo a su alrededor también está recibiendo un impacto publicitario.

Por lo tanto, es importante establecer cuáles son sus planes de marketing para cada elemento individual. Si su objetivo es llegar a personas concretas de una manera viral, los artículos de promoción privada podrían ser la mejor opción. Si lo que busca es llegar a un público más general, entonces debería situar productos personalizados o promocionales en espacios públicos o durante el desarrollo de eventos de amplia afluencia.

5. ¿Vale la pena invertir en productos de un solo uso?

Cuando usted encarga un lote de bolsas para ayudar a comercializar su marca, usted puede diseñarlas de manera que estén personalizadas con su logotipo y nombre, o también puede, por ejemplo, diseñar bolsas impresas con el logotipo, el nombre y el título de la próxima conferencia que quiere promocionar. Mientras que un modelo se orienta directamente hacia un evento, el otro tiene un uso más amplio, incluso mucho después de la conferencia o el evento promocionado.

Escoger entre estos dos diseños depende en parte de su presupuesto de marketing y de lo importante que usted estime el evento en concreto.

6. ¿Qué nivel de calidad que estoy buscando?

Los productos promocionales varían en calidad, esto es en parte lo que los hace tan asequibles como estrategia de marketing. Sin embargo, dependiendo de cómo vaya a distribuir sus productos personalizados, tendrá que ser cauteloso a la hora de elegir la calidad. Como señaló Thorne, en algunos casos la baja calidad de los productos podría deteriorar su marca.

Para patrocinar un festival de música de verano local las gafas de sol económicas, acabadas en una variedad de colores llamativos, cada una impresa con el logotipo de su compañía en el lateral, serian una gran oportunidad de inversión puesto que los asistentes del festival no van a estar esperando unas Ray-Ban.

Así mismo, si usted quiere atender a una clientela diferente y a un número mucho menor de asistentes, una caja VIP para dicho festival es posible que resalte mejor los matices de su marca.

7. ¿Funcionará como un regalo anual?

Thorne destaca los calendarios personalizados como un ejemplo muy popular de regalo anual, siendo un claro ejemplo de producto que las empresas envían a sus clientes leales de manera continuada.

Es eficaz, sobre todo, cuando los clientes están esperando algún tipo de obsequio. Pero usted no tiene que limitarse simplemente a los calendarios.

Volviendo al ejemplo del  festival de música, ¿por qué no patrocinar el mismo festival cada año repartiendo productos similares pero actualizados? Sus artículos promocionales podrían llegar a convertirse en una especie de llamamiento o reclamo deseado de manera anual.

8. ¿Cuál es mi método de distribución?

Ninguna empresa quiere un armario lleno de artículos promocionales no utilizados acumulando polvo. Después de adquirirlos es su trabajo encontrar la mejor forma de distribuir estos artículos. Mientras que el envío por correo de algunos de estos artículos promocionales no es una mala idea, especialmente cuando son de peso ligero, puede ser caro.

Algunas sugerencias básicas para repartir regalos promocionales son: Ferias, eventos, inauguraciones e incluso en la calle. De hecho, si se genera suficiente atención con sus artículos estos pueden controlar, guiar y llamar la atención a la multitud.

Desde la marca de gafas de sol Ray-Ban hasta los bienes más clásicos como las bolsas personalizadas, el Marketing basado en productos promocionales es una gran manera de recompensar a los consumidores leales y ganar nuevos adeptos. Pero antes de hacer la inversión, asegúrese de que su empresa está lista comenzando con estas ocho preguntas básicas.

Diego Paz

www.muybuenaidea.com
Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir