Aceptar el guest blogging: ¿una buena idea, mala o mortal?

Dado que las normas de Google se han endurecido y que la construcción de enlaces resulta cada vez más difícil de realizar, algunas empresas han adoptado una sencilla política con respecto al guest blogging.

Pagando a unos cuantos escritores que hablen de sus servicios y productos, pueden obtener algunos pocos enlaces entrantes de vuelta, y puede que incluso progresen en los resultados de los motores búsqueda.

Se ha hablado mucho de éste método específico. (De hecho, un artículo reciente del blog de PYME Networks detallada los beneficios reales que se obtienen escribiendo artículos como guest blogger.) Pero como propietario de una empresa o como administrador del blog, puede que le interese considerar la posibilidad de aceptar artículos guest blog en su propio sitio. Hacerlo podría hacerle cosechar algunos de los mismos beneficios pero también existe un número de casos que podrían ser problemáticos si Vd. acepta esos artículos. Algunos pueden incidir negativamente en la reputación online de su empresa y, en algunos casos graves, podrían llevarlo directamente ante el juez.

El lado positivo

Aceptar artículos de otros escritores a menudo significa cientos de nuevos visitantes. Se espera que cada guest blogger comparta enlaces hacia sus artículos, se los ofrezcan hacia sus propios seguidores a través de Twitter, Facebook y Google + y que cada mención en las redes sociales pueda desembocar en nuevos seguidores del blog de forma regular. Si el motivo de mantener un blog es crear tráfico hacia el sitio web de la empresa, utilizar el guest blogging puede parecer lo más adecuado.

Además, utilizar guest bloggers puede de dar algo de la tan necesitada credibilidad. Una opinión experta escrita por alguien con años de experiencia en el sector puede mejorar la imagen como empresa especializada, incluso si esa empresa es nueva y tiene muy poca experiencia.

El lado negativo

Por desgracia, aceptar artículos invitados puede conllevar a  tener que lidiar con algunos problemas de reputación, especialmente si esos artículos no son controlados de ninguna manera. Un escritor con algún tipo de motivación podría poner en duda a una persona, una empresa, un sitio o cualquier cosa y hablar de ella de forma despectiva. Si sus palabras se difunden, ese artículo podría traspasar fronteras en el ciberespacio y convertirse en un fenómeno mundial que empañe la reputación de la empresa propietaria del blog. Publicar el contenido puede dar la impresión de que tácitamente se está de acuerdo con lo escrito y resultará difícil deshacer el daño provocado.

Lograr un equilibrio

Muchos administradores de blog tienen el objetivo de proteger sus empresas elaborando normas detalladas sobre los tipos de artículos que publicarán o no. Éstos mismos administrarán rechazarán artículos que les parezcan impropios, o puede que le pidan a sus autores que reescriban dichos artículos y los vuelvan a mandar. Las normas claras y bien definidas permitirán a éstas empresas comunicarse de forma clara con sus escritores invitados y conseguir que sus editores se mantengan alejados de meter a su empresa en problemas.

Los administradores también elaboran Avisos Legales que definen sus responsabilidades respecto a los artículos de guest bloggers. Una simple limitación de responsabilidad, que muestre que el escritor es el origen de una opinión y no el propietario del blog, puede ser suficiente para mantener a una empresa lejos de los tribunales en caso de desastre.

Pero desde el punto de vista de la gestión de la reputación, resulta mucho más sencillo impedir la publicación de cualquier artículo que parezca excesivamente peligroso. Los artículos controvertidos pueden difundirse en exceso antes de que los responsables tengan la oportunidad de borrarlo y los consumidores suelen tener muy buena memoria cuando el incidente tiene que ver con discriminación, difamación o cualquier otro tipo de comportamiento negativo (“Difama que algo queda”). Leer cuidadosamente cada artículo antes de publicarlo y asegurarse de que no contiene nada malo (o siquiera sospechoso) es la mejor forma de que los administradores de los blogs puedan cosechar las recompensas de aceptar guest posts sin dañar su empresa durante la búsqueda de nuevos lectores.

José María Somoza

http://www.pymenetworks.es
https://twitter.com/pyme_networks
Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir