ADMIRACIÓN - Ángel Riesgo

La semana pasada se presentó el nuevo logotipo internacional de Madrid. Lo habrán empezado a ver por las calles en una campaña en la que el nombre de nuestra ciudad (y comunidad) aparece entre admiraciones, sin embargo esta campaña no está dirigida a los madrileños ni siquiera a los españoles: la idea es transmitir una imagen nítida de Madrid al mundo, y millones de ciudadanos que no conocen demasiado nuestra ciudad se van a ver impactados con un mensaje que aunque para usted sea bien conocido para ellos es nuevo y sorprendente. Los significados de Madrid son hoy todavía diversos, para un ciudadano residente en la capital Madrid es su Comunidad, para uno que vida en un pueblo de la Comunidad es sin embargo la ciudad, para un vasco o un catalán Madrid significa el gobierno de España, para los europeos es un concepto muy cercano al de España pues los valores del país se mezclan con los de la ciudad por la lógica de su condición capitalina, y para un ciudadano de Pekín o de Tokio no es más que un club de fútbol, el Real Madrid claro, y en el mejor de los casos un lejano punto en el mapa.

Por eso es importante esta campaña. A dos meses escasos de nuestra elección como sede olímpica para 2012, no solo yo debo dar un mensaje de optimismo y de cercanía, toda la ciudad lo hace con esta campaña y utiliza, fruto de un importante trabajo de investigación y diseño, un logotipo que sorprende al foráneo. Nuestro idioma es el único que utiliza al escribir la doble admiración al inicio y al fin de lo admirado y este rasgo propio del Español ha sido el guiño enviado por Madrid al mundo, porque Madrid tiene mucho de admiración, de pasión y de exceso, ya lo decía Cela "los españoles son excesivos en todo".

Desde luego los madrileños lo somos y en este momento cuando unos cuantos votos de diversos países deben darnos el merecido encargo olímpico, cuando la movilización del turismo y los negocios hacia Madrid están en pleno auge, era necesario hacer un esfuerzo económico para colocar a Madrid en el mundo. Por una vez las administraciones madrileñas, de forma coordinada han hecho un trabajo de imagen profesional y racional consistente, quizás ahora parece simple, pero ahí está su grandeza; cuando solo este símbolo: ¡!, signifique Madrid para el mundo habremos conseguido una atracción para nuestra ciudad que no tenía antes, y para ello habrá que invertir en el mensaje, no solo el Ayuntamiento o la Comunidad Autónoma, también las empresas y las personas madrileñas. Admiremos y admirémonos, le irá bien a nuestra ciudad.

Ángel Riesgo
Presidente
Grupo Consultores

Artículo cedido por gentileza de ABC

Si desea colaborar con esta sección envíe su artículo de opinión sobre algún asunto de actualidad del sector con su foto y firma a [email protected]. Críticas y polémicas serán bienvenidas.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir