Aplicaciones móviles: impactar sin ser “intrusivo”

2009 ha sido el año del IPhone. Desde su inicio, el Apple Store ha registrado más de 2 millones de descargas de aplicaciones -500.000 en el último trimestre-. Este dispositivo ha supuesto el inicio de una gran revolución para la comunicación entre las personas y la competencia se ha puesto las pilas: Microsoft ha lanzado los terminales Windows Phone, Nokia su tienda de aplicaciones Ovi Store

Y es que los nuevos terminales y las tarifas planas lo han cambiado todo. La experiencia de acceso a Internet 3G es tan buena que se han convertido en micro ordenadores con entretenimiento e información online al alcance de la mano, en cualquier lugar y en cualquier momento. Queremos estar siempre conectados y mirar el móvil es lo primero que hacemos al levantarnos y lo último que hacemos al acostarnos.

Con estos atributos, la audiencia crece y crece (¿Cuántos smartphones se venderán estas navidades?) y, con ella, los anunciantes que se animan a tener presencia en la tercera pantalla. Las principales webs van lanzado sus versiones móviles y se experimenta con la realidad aumentada, pero la revolución publicitaria del momento la están liderando las aplicaciones.

Esta explosión de creatividad está despertando en los usuarios la necesidad de curiosear e investigar esta nueva forma de comunicación que, quizá por novedosa, está cautivando a muchas personas. Las aplicaciones suponen hoy por hoy una oportunidad para las marcas de interactuar con sus audiencias e impactarlas sin ser intrusivas. Cada uno decide qué se descarga. Son, además, tremendamente virales, ya que desde la misma aplicación permiten enviar recomendaciones de descarga a los conocidos. Entre las gratuitas más populares del Apple Store en España podemos citar la del Real Madrid, con fichas de los jugadores y un enlace a su propia tienda online; la de Canal Cocina -que incluye videorecetas de platos exquisitos explicadas en menos de dos minutos- o la de Ikea, que integra parte del catálogo con la cámara de fotos para hacer pruebas de cómo quedarían los muebles en los distintos ambientes.

La consultora Benstein Research estima que los desarrolladores de aplicaciones para IPhone generarán entre 140 y 250 millones de dólares en ventas en la Apple Store. En 2010 veremos a muchísimas otras marcas entrando en este terreno. Que los creativos lo disfruten!… para que los usuarios también podamos seguir haciéndolo.

María Feijoo

http://blog.antevenio.com
Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir