Alberto Mestre Director de American Express Meetings & Events España

Big Data, o cómo desenredar datos en eventos - Alberto Mestre

Hasta hace relativamente poco tiempo en nuestro “esquema” habitual de trabajo no cabía la posibilidad de poder predecir el comportamiento de los asistentes a nuestro evento previamente a su celebración. También veíamos lejos la posibilidad de monitorizar su nivel de satisfacción en tiempo real. Ni tampoco teníamos la oportunidad de poder conocer de antemano sus preferencias, procedencia, nivel de formación, perfil profesional o intereses personales.

Sin embargo, la tecnología nos ha vuelto a demostrar, una vez más de tantas, que lo que parece remoto acaba imponiéndose y formando parte de nuestro día a día con una facilidad pasmosa. Y así ha ocurrido con el Big Data: el experto en Big Data se convertido en una de las profesiones digitales más demandadas en 2017; las empresas cada vez más contratan servicios relacionados con la gestión de la ingente cantidad de datos que manejan sus CRM; y la correcta interpretación de estos datos es la llave hacia poco menos que el Santo Grial.

Así, de la misma forma que el Big Data se ha convertido en una de las claves para todos aquellos profesionales que navegan en el día a día del Marketing o la Comunicación, también se está convirtiendo en un asiduo en el mundo de los eventos. Y, por lo que intuimos sin ningún esfuerzo, ha llegado para quedarse.

En eventos, lo más importante continúa siendo la experiencia del asistente. No puedo hacer un buen evento si desconozco cómo es mi asistente, cuáles son sus motivaciones y cómo se comporta ante determinadas situaciones. Es ahí donde los datos pueden ayudarnos. Y mucho.

Se calcula que, de la ingente cantidad de datos que se puede generar en un evento, solamente el 10% de esta información es controlada y organizada para poder ser aprovechada. El resto se configuran como una “masa” de datos inconexos que, salvo que contemos con la tecnología adecuada, no podremos aprovechar. Hablamos de mails, imágenes, vídeos, comentarios en redes sociales, ninteracciones con la web o app creada para el evento, etc.

Haciendo uso del Big Data podemos acceder a la tecnología necesaria para medir y analizar todos estos datos. Y también acceder a parámetros como la emoción o motivación que un usuario puede mostrar antes de la celebración del evento a través de redes sociales; las opiniones que ha suscitado alguna actividad de team building organizada en el marco del evento en tiempo real; recopilar datos demográficos, profesionales y áreas de interés del asistente durante el proceso de registro; y así un largo etcétera.

Por ejemplo, el hecho de contar con una app ad hoc para el evento permite, además de generar engagement entre los participantes a través de la personalización y la interacción, obtener numerosos datos de los asistentes a través de múltiples funcionalidades: encuestas de satisfacción, monitorización de contenidos en redes sociales, espacios para el contenido compartido y networking entre los participantes, etc.

El valor de los datos procedentes de todas estas fuentes, si somos capaces de interpretarlos de forma correcta, tendrán un valor incalculable. De esta manera, podremos deducir patrones y tendencias y afinar cada vez más a la hora de conseguir un grado de satisfacción plena del participante, pero también del organizador, de los proveedores y de los patrocinadores.

Y es que estas opciones no solamente permiten ofrecer al asistente la posibilidad de participar en eventos más afines a su personalidad e intereses, sino que también permite al proveedor crear, desarrollar o impulsar servicios según las preferencias del asistente y las tendencias de la industria. En el caso de los patrocinadores, el potencial del Big Data permitirá crear, de forma más exacta y certera, el contenido que haga conectar la marca con las expectativas del participante.

Hablamos, en definitiva, de mejorar experiencias, situando al asistente en el epicentro donde confluyen todos los elementos que dan forma a un evento. Y si el Big Data se pone al servicio de la experiencia, sin duda le asignaremos un asiento privilegiado en la grada de este cambiante y apasionante sector. Pasen y vean. Vamos a desenredar datos. Muchos datos.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir