María Oriza Cedrún Responsable de Comunicación de Spain Business School

Branded Content, una propuesta efectiva para las campañas de email marketing

El Contenido de Marca o Branded Content es una técnica que consiste en generar contenido relevante para el cliente, un contenido innovador, que consiga sorprenderle, con un mensaje que le interese... siempre relacionado con la marca -qué la rodea, qué la construye, qué permite que la marca sea como es, cuál es la conexión entre marca y cliente-.

A diario, las marcas se esfuerzan por descubrir la tecla mágica que active a los espectadores de sus mensajes. Trabajan con ahínco por hacer llegar este tipo de contenidos a sus usuarios, ya que es una técnica publicitaria mucho menos intrusiva que otras. Con ella conseguimos llegar a nuestros clientes de forma fácil, personalizada, aportándoles algún valor añadido y dejando la promoción como un mero detalle.

Esta propuesta para campañas de email marketing resulta muy efectiva para las bases de datos de marcas que se dirigen a nichos del mercado, donde los clientes reúnen una serie de características que los hacen ser muy seguidores de una marca, de sus productos o de sus servicios.

La estrategia de generar Branded Content a través del email marketing es una técnica poco explotada por las empresas, que sí que lo hacen a través de sus redes sociales. Sin embargo, es primordial fidelizar a los clientes por todos los canales existentes.

Hay una serie de recomendaciones para activar esa tecla mágica que consigue que los usuarios abran y lean nuestro email. Pero una predomina sobre todas: la calidad.

Un contenido de batalla no aporta nada de valor al usuario. No nos permite conectar con él. Podríamos “colar” uno, pero el siguiente provocará posiblemente la baja de la newsletter.

Un contenido de calidad es el que le sirve de utilidad al usuario, con el que se sienta identificado. No importa el mercado al que te dirijas, porque todos tienen cosas interesantes que contar.

Antes de sentarnos a rellenar la página en blanco es importante segmentar nuestra base de datos, conocer el público al que nos dirigimos: gustos, edades, incluso localización... ya que así podremos adaptar nuestro lenguaje a cada target, podremos utilizar un tono diferente para cada uno (no es lo mismo dirigirnos a jubilados que a millennials, ni a clientes locales que a los globales, etc.).

Además, es imprescindible conocer cuál es el objetivo que queremos conseguir y centrarnos en él, teniendo en cuenta que queremos crear contenidos relacionados con nuestra marca. Normalmente, los objetivos se encaminan a dar a conocer los compromisos adquiridos por la empresa, sus valores, su forma de trabajar... consiguiendo emocionar, entretener o educar (o triples posibilidades juntas).

Algunos ejemplos de Branded Content que podemos enviar por email son infografías, post, estudios o invitaciones a webinars, aunque la reina indiscutible del momento es el Storytelling. Es decir, la narración de historias que consiguen apelar a los sentimientos de los clientes.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir