Calidad versus cantidad

Como en la vida misma, la cantidad, el volumen o las grandes cifras son siempre mucho más espectaculares a los ojos del espectador. Es mucho más atractivo poder presentar datos grandilocuentes. Todo el mundo quiere crecer, y si es de forma rápida, mucho mejor. Preguntadle a cualquier niño si quiere ser Peter Pan toda la vida… ¡Quiere ser mayor y lo desea YA! Pero para que un niño crezca sanamente hay que cuidarlo, alimentarlo, velar por sus intereses, en definitiva, tratarlo bien. Y así pasa en todos los ámbitos de la vida, hasta en el del marketing online.

En el mercado de las bases de datos son muchas las empresas que han logrado cifras de captación de leads muy elevadas, con una política de captación masiva de listas, en algunos casos de manera poco aconsejable, sobre todo en lo referente al tratamiento de los registros captados. Nadie critica esta fórmula, pues es una vía eficaz, legal y muy económica de obtener un crecimiento rápido de la base de datos de tu compañía. Es más, desde Coregistros lo solemos aconsejar a través de un mix de acciones de captación de datos en formato masivo. Por ejemplo, patrocinar sorteos, concursos o cualquier juego funciona si se hace bien y si además se combina con alguna otra acción como una oferta atractiva, exclusiva e inmediata a través del email, captar registros se puede convertir en un reto rápido de lograr.

Pero como hemos apuntado anteriormente, más importante que este crecimiento exponencial de captación es  saber tratar y conservar los datos resultantes, cuidar a ese niño al qué nos referíamos al principio para que crezca sanamente. Una vez captados los leads y creada la base de datos existe un riesgo real, básicamente que los registrados no sean, en muchas ocasiones, receptores de las campañas de e-mailing que se realizan posteriormente a la captación. Esta forma más intrusiva o, dicho de otro modo, menos visible de captación de usuarios, puede afectar a la reputación del dominio o subdominio principal, provocando que las campañas de e-mail marketing se dirijan directamente a la, por ya todos conocida, maldita carpeta de spam, lo qué puede convertirse en poco menos que un infierno para el propietario de dicha base de datos.

Tener una herramienta profesional de gestión de e-mails, tratando de forma separada (ip’s, subdominios…) para las distintas fuentes de captación, cualificar los datos captados (por ejemplo con algún filtro cualitativo, lejos de los socio-demográficos habituales), diversificar fuentes de captación obteniendo registros de vías mucho más cualificadas (e-mailings, SEM, SEO…) y, sobre todo facilitar al usuario la opción de darse de baja, evitando así que nos marque como “spam”, son solo algunas de las fórmulas que aconsejamos en Coregistros para tratar de forma adecuada las bases de datos.

Para terminar, solo un apunte más a modo de breve reflexión. Preocuparse excesivamente por el ROI de este tipo de campañas, a corto plazo, es un error que suelen cometer algunos anunciantes. A veces, pagar más no siempre es sinónimo de ganancia, ni pagar menos significa un mal resultado final. En todo este proceso intervienen muchas variables: la industria, el segmento, el perfil de usuario… Y, como no, de la experiencia de la agencia de marketing online que debe acompañarte en esta pequeña travesía.

Xavier Carreras

Director de Coregistros (Grupo Cyberclick)

merco

http://www.cyberclick.es
Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir