Carta a Montero

Querido Antonio: acabas de asumir la presidencia de los creativos en el cdec. Me gustaría trasladarte algunas opiniones de la tropa. Sí, los que estamos tapados pero hacemos el curro ‘sucio’ que no se ve.

Personalmente no tengo nada contra ti ni el cdec ni siquiera contra los que lleváis tiempo en la pomada y en las portadas de los medios del sector. Vuestro trabajo os ha costado. Sé que lo que te voy a decir quizá no te guste, igual que la carta de Antón al jefazo de la DGT. Pero debo hablar por los que son silenciados.

Lo primero, pedirte que democratices de verdad el club de creativos. Que todos, ricos y pobres, viejos y jóvenes, todos, tengamos voz y voto. Uno no tan jovencito llamado Manolo Moreno puso algún ‘reparo’ en la asamblea del otro día y alguno casi se lo come. ¿Es que hay pensamiento único y nadie me lo ha dicho? Me pareció escuchar que en plan broma dijiste en ese momento: “yo dimito”.

Entiendo que esto de representar a todos es una carga pesada y más en medio de un crisis tan cruda como la actual. Pero se te ha elegido para que todos sin excepción tengamos cara y ojos en el cdec. Y no los de siempre, cuyas caras estamos ya un poco hartos de ver. Reconozco vuestro talento, vuestros premios, vuestras buenas (y no tan buenas) campañas. Cojonudo. Pero dejad un poco de espacio para la foto, hombre.

Antonio, tú has sido uno de los que más has apoyado a los creativos juniors de Contrapunto. Pues ahora tienes la oportunidad de demostrar que no es un pose sino algo de lo que realmente estás convencido: Los jóvenes somos el futuro y vosotros el presente. Pero todo pasa, colegas. Todos pasamos.

Lo importante es que no paséis de nosotros. Los que comemos de sándwich de máquina y, sobre todo, nos comemos ingentes kilos de marrones. Y nadie se entera.

El famoso día que estuvisteis (o estuvieron) los de siempre con los clientes en Mallorca me pregunté: ¿Están educando al anunciante o haciendo nuevo negocio? Ahí queda mi pregunta. Yo no acabo de creerme que sólo era una tarea de confraternización profesional.

Pero a lo que vamos, Montero. Que debéis apoyar a los que no salimos en los Anuarios, ni en las entrevistas, ni sabemos cómo es el color del agua de la Costa Azul, en Cannes. Y este año tampoco iremos a El Sol… ¿Para qué? Ley de vida.

Como decía mi madre: tú hijo trata a los demás como te gustaría que lo hicieran contigo. Pues eso mismo te pido Antonio. Porque sé que eres buena gente, porque tienes sensibilidad con la gente joven… y porque un día tú pasaste nuestra travesía en el desierto.
Dixit.

Salomon

http://admin
Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir