líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Luis Manuel López Director de LR&A Services.

Cómo la comunicación puede influir en las decisiones de ejecutivos de nivel C

Influir positivamente en una empresa no es tarea fácil, influir a los ejecutivos de nivel C y la junta de administración parecería imposible. Sin embargo, esa dificultad puede ser percibida como tal si no estamos preparados con datos, una argumentación sólida y una visión clara de lo que queremos comunicar.

La comunicación interna, tradicionalmente está enfocada al diseño de programas de distribución de información puntual que, de manera periódica, transmitan información limitada a las diversas áreas dentro de una empresa. Si bien, se puede llamar que tienen una base de «segmentación» establecida por el área de capital humano, es claro que la mayoría de estas estrategias no tienen efectos movilizadores que se traduzcan en cambios importantes.

Cuando hablamos de influir utilizando comunicación, hablamos que nuestros canales son efectivos en términos de recepción y aprovechamiento pero son generadores de cambios. Gartner en su reporte titulado: The State of Communications, 2022: A Tightly Interdependent Function, or a Poorly Organized One?, indica como el 72% de las cabezas de comunicación indican que sus equipos de trabajo son más grandes que hace 12 meses pero a pesar de esto, la tasa de renuncias fue del 20%, doble de lo las áreas de marketing.

Si traducimos a términos de costos, el reemplazar a un empleado de acuerdo con Employee Benefit News, un empleador debe gastar un promedio del 33 % del salario anual de un trabajador para reemplazar a un solo empleado. En términos nominales (dólares), el cálculo aproximado queda de la siguiente forma:

  1. Costará $12,000 reemplazar a un empleado de nivel inicial que gana $36,000 al año.
  2. Costará $20 000 reemplazar a un gerente que gana $60 000 al año.
  3. Costará $50,000 reemplazar a un ejecutivo que gana $150,000 al año.

En términos de break-even, el contratar a un gerente se vuelve rentable (además de los resultados de negocios que se esperan de él/ella) en aproximadamente 6.2 meses, debido a los costos incurridos en seleccionarlo, evaluarlo y prepararlo. Empresas de relaciones laborales y recursos humanos como Bamboo HR indican que el 31% de las personas han dejado un trabajo dentro de los primeros 6 meses, y el 68% de esas personas se fueron dentro de los 3 meses. Ahí se están perdiendo recursos financieros y capacidad de ser competitivos como empresa.

Este cálculo empírico de los costos de un empleado que se va, puede poner en perspectiva la importancia que tiene el implementar acciones de comunicación alineadas con la retención que minimicen los costos de la rotación de personal. El fenómeno conocido como «The Big Resignation» o la gran renuncia, no sólo se está dando en Estados Unidos de donde se acuñó el término, sino en todo el mundo. Empleados, mandos medios, gerentes y ejecutivos de nivel C buscan un balance entre su trabajo y su vida para aprovechar mejor todo a su alrededor en lo que nos dejó la pandemia de Covid-19.

El reporte de la consultora Gartner también indica que el 83% de los directores de comunicación o Chief Communication Officers (CCO) indican que su nivel de influencia a la alta dirección está creciendo. Una encuesta de Gartner de 182 líderes de comunicaciones en los EEUU, Canadá, Francia, Alemania y el Reino Unido de noviembre a diciembre de 2021 encontró que sienten que la influencia de las comunicaciones ha crecido a medida que las organizaciones se vuelven más interdependientes.

Estos CCO encuestados indican que su nivel de influencia es mayor que la de otras cabezas de área. El 75% dijo que tienen una influencia leve o mucho mayor que sus contrapartes que no son de comunicaciones. Solo el 5% dijo que tiene menos influencia. Algo relevante para áreas que empresas poco competitivas se les considera «administrativos», parte de «publicidad y promoción» o bien, sin relevancia alguna.

Si podemos generar un cambio tangible en nuestra organización, que, además, ahorre costos y nos haga más competitivos, ¿porqué no aceptar integrar a nuestra visión, una comunicación que influya positivamente a los ejecutivos de nivel C para no sólo retener empleados sino para comunicar mejor la visión de lo que queremos lograr como organización y continuar enamorándolos como la primera semana que llegaron.

Luis Manuel López, director de LR&A Services.

 

SXSW 2022 - Se vienen cositasAnteriorSigueinteLa SXSW 2022 en Austin y lo que nos depara el futuro digital

Contenido patrocinado