¿Cómo lograr el éxito de tu campaña de afiliación?

Muchos de los anunciantes con los que trabajo y, seguramente, gran parte de los que leerán este artículo piensan que el éxito de una campaña de afiliación depende exclusivamente de la plataforma y de los afiliados. En parte tienen razón, pero esta afirmación es demasiado escueta. Indudablemente el peso de estos dos factores es considerable, ya que, cuanto mayor sea la red de la plataforma, el mensaje llegará a más clientes potenciales y, si los afiliados son de calidad, la tasa de conversión de la campaña será más elevada.
Pero seamos un poco más pragmáticos: no hace falta una bola de vidrio para darse cuenta de que el anunciante equilibra la balanza y de que sus decisiones tienen tanto peso como la calidad de los afiliados o la amplitud de la red. Desafortunadamente, esta noción no goza de gran difusión entre los anunciantes, quienes, en la mayoría de los casos, ignoran el uso correcto de la herramienta que constituye una plataforma de afiliación.

La primera pregunta que tenemos que plantearnos antes de todo es la siguiente: ¿Qué deseo obtener de mi campaña de afiliación? Obviamente, una tienda de ropa y una sociedad de servicios no persiguen los mismos objetivos. Mientras que la primera paga un porcentaje sobre cada venta realizada desde la web del afiliado, la segunda paga una cantidad fija por cada contacto útil que el afiliado le envíe. De hecho, algunas sociedades de servicio solo necesitan tráfico para funcionar, por lo cual no es raro que únicamente remuneren al afiliado por cada clic.

Otro aspecto a tener en cuenta para tener éxito en este mundillo es que no solo es preciso elegir bien a los afiliados, sino que también hay que saber complacerlos, lo que no se limita únicamente a una buena remuneración. Es común pensar que los afiliados solo buscan el mejor postor para conseguir el mayor beneficio. ¿Pero de qué sirve una comisión atractiva si el material promocional no es adecuado? Por ejemplo, el afiliado preferirá una campaña de leads a 1,20 € con una tasa de conversión elevada que una a 1,50 € que le traería menos conversiones. De hecho, si la tasa de conversión es baja, los afiliados no tardarán mucho en retirar el material promocional de sus webs.

En definitiva, elige bien a tus afiliados, ya que tienen que ser compatibles con tu producto. Además, cuida el material promocional: tu campaña tiene que adaptarse a la demanda y no lo contrario. Créeme, no hay peor publicidad que un afiliado descontento.

¿Te acuerdas de la frase “para estar sano hay que comer variado”? Pues en la afiliación pasa lo mismo; si quieres que tu campaña funcione bien tienes que proponer una cantidad de soportes suficiente. Ya sean banners, enlaces de texto, plantillas para mailings, flujos de producto… Sin olvidarte de los códigos de descuento, muy útiles en tiempos de crisis. ¡No limites tus posibilidades de éxito!

¿Cómo aumentar tu red de afiliados? Un buen sistema para trabajar este campo es ofrecer a tus afiliados directos un porcentaje de la comisión que generen todos los nuevos afiliados que estos te traigan. Ya verás como te promocionarán de forma natural dentro de sus propias redes.

No te olvides tampoco de la aceptación y el pago de las comisiones: los afiliados se toman muy en serio este tema por razones obvias. Cuanto más rápido seas a la hora de aceptar y pagar las comisiones, mayor atractivo tendrás de cara a tus afiliados. Acepta las comisiones con rapidez durante los primeros 30 días. Tus afiliados te lo agradecerán.

En definitiva, una buena campaña de afiliación conlleva trabajo, esfuerzo y atención. No existe ninguna poción mágica ni truco capaz de garantizarte resultados. Cuida de tus afiliados, busca afiliados nuevos y plantéate lo siguiente: ¿Qué ofrece mi campaña que no ofrezcan las demás? Verás que siguiendo estos consejos, el rendimiento de tu campaña mejorará día a día.

Mario Ruiz
TradeTracker España

MarioRuiz

http://www.tradetracker.com
Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir