Cómo obtener mejores resultados en campañas opt-in


El permission marketing es un buen sistema para rentabilizar las inversiones publicitarias. Partiendo de la base que el usuario recibe información previo consentimiento, es lógico que conceptos como CTR o ROI se vean favorecidos. Así pues, desde Lead Directo (www.cyberclick.es) apostamos por la implementación de campañas opt-in email como fórmula para alcanzar un retorno sostenible a lo largo del tiempo.


Es muy importante cuidar ciertos aspectos de las acciones opt-in para aprovechar al máximo el potencial de esta herramienta de marketing interactivo. A continuación explicamos 4 puntos clave a tener en cuenta a la hora de realizar envíos de email marketing :


1. Estudio del perfil de la base de datos: posibilidades de segmentación y concordancia.


El criterio de segmentación de una base de datos es de crucial importancia para el buen funcionamiento de una campaña de opt-in e-mail. Así, la segmentación está al servicio de que exista una concordancia entre el contenido de la campaña y el perfil de la base de datos.


Si dirigimos los mensajes a usuarios susceptibles de estar interesados –hecho deducible por edad, sexo, localidad, gustos, etc.- conseguiremos buenos resultados. Por ejemplo, si implementamos una campaña de captación de leads para un outlet online, lo idóneo sería elegir una base de datos relacionada con descuentos, ropa, complementos y/o belleza. Si además existe la posibilidad de realizar una segmentación por edad, sexo o perfil de interés, la campaña conseguirá un ROI mucho más elevado ya que habremos logrado una concordancia entre el mensaje y el receptor. De igual forma, si nuestra campaña cuenta con un buen incentivo, como puede ser un vale descuento para usar en la primera compra en el outlet online, la conversión aumentará sin perder de vista la calidad de los leads generados.


A la vez, dejar tranquilos a los no interesados es un elemento que juega a nuestro favor, ya que no les cansaremos con mensajes inapropiados y en consecuencia estarán receptivos a futuras acciones orientadas a su perfil.


2. La frecuencia de los envíos.


La frecuencia de envíos es otro factor a tener especialmente en cuenta. Encontrar un punto de equilibrio dependerá de varios condicionantes. El perfil de usuarios de la base de datos (o de la segmentación elegida) y el tipo de información a transmitir serán dos aspectos fundamentales para determinar dicha frecuencia. Así, los envíos de noticias de un periódico online tendrán una frecuencia distinta, en este caso, más elevada, que los envíos de ofertas de una compañía de seguros.


Es altamente recomendable aclarar en el formulario de suscripción la frecuencia con la qué el usuario recibirá los e-mails, así como ofrecerle la opción de que él mismo decida la frecuencia de recepción. Estos son elementos relevantes que no hay que perder de vista si queremos lograr unos buenos resultados.


3. El mensaje y el diseño definen la calidad de una campaña.


El mensaje debe leerse y entenderse a la primera. Hay que apostar por los mensajes concretos y sin complicaciones. Los elementos básicos de un mensaje son el encabezado, con la marca y el slogan muy conciso del producto; el mensaje fuerte, de máximo 2 líneas introductorias capaces de atraer al usuario; el cuerpo, con la explicación del producto o servicio de manera clara, concisa y sin rodeos; y el click to action, punto clave caracterizado por transmitir la máxima información con las mínimas palabras, ofreciendo al usuario exactamente lo que necesita ya que solo así realizará el click.


El diseño, por lo general, debe ser asimismo sencillo: pocos colores y tipografía estándar. Hay que dejar claro “qué es qué”, es decir, el usuario no puede confundir un elemento de imagen por un botón o un enlace. Si esto ocurre, perderemos un lead y en consecuencia la campaña no rentará de igual manera.


Así pues, debemos prestar especial atención a la combinación mensaje y diseño de las campañas de email marketing que mandamos a nuestras bases de datos. En este sentido, hay que armonizar creativos y copys con la finalidad de amplificar nuestros resultados.


4. Análisis de las campañas.


Una vez lograda la buena combinación de estos elementos, no hay que despistarse. Es indispensable realizar un seguimiento constante de las conversiones, de hecho es la clave definitiva para que la campaña sea exitosa, y no solo de manera puntual ya que así obtendremos un retorno sostenible a lo largo del tiempo.


En este sentido, es necesario tener claros una serie de objetivos como: conseguir un aumento de apertura y del CTR sin reducir la obtención de leads; mantener la fidelización del usuario con el menor número de bajas posible; aumentar el ROI sin que este hecho suponga un daño para mantener la base de datos activa y fidelizada; y estudiar si es mejor trabajar con CPM o CPL en función del interés y objetivos del anunciante y de la base de datos en el marco del mercado online actual.


Míriam García

merco

http://www.cyberclick.es
Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir