Comunicación "2.0"

Lo de “2.0” es porque, a parte de que está de moda, hace referencia a las metodologías y plataformas utilizadas para comunicar y toda la interacción que ello permite, pero, al fin y al cabo, hablamos de comunicar.

Tal como cito, hay muchas posibilidades para comunicar online. Si bien antes nos “quejábamos” de las limitaciones que teníamos para llegar a nuestro target, lo que hoy ocurre es que, aunque todavía no llegamos a todos, existen muchísimas plataformas para llegar a Juan, María, Fran y Paco, incluso por nombre y apellido, y ello complica parte del panorama.

El estudio “La web 2.0 y sus modelos de negocio“, realizado por Multiplica, cita una frase digna de ser repetida:

“La gran mayoría de grandes empresas y grandes marcas acabarán fracasando si espera que la web 2.0 le permita tener la relación que nunca han tenido con sus usuarios desde sus respectivas presencias en internet”

Sí, hay algo más claro: el agua. En el post Olvídese de la 2.0 si no sabe decir “buenos días” (http://wp.me/pi9Uv-3A) comento lo siguiente:

Hoy día vemos cómo las empresas están como locas en busca de su pequeño trocito de queso en el panorama de redes sociales. No es que sea un error hacerlo. El problema es que, desde mi punto de vista, alguna de estas empresas están sumergiéndose en busca de conexiones directas con sus clientes sin que dichas conexiones sean reales en el panorama offline.

En gran parte se trata de un tema de coherencia. La naturalidad en el diálogo, si es que tal existe, ha de darse tanto “online” como “offline” porque hablamos de comunicación (y no sólo de información), y porque esta ha de darse entre “dos” partes. Desde la sucursal de Gran Vía, hasta el servicio de atención al cliente vía callcenter, o la rapidez con la que contesto un e-mail a un cliente o por cómo me comunico con los actuales y potenciales vía twitter.

Centrándonos únicamente en Internet y, concretamente en redes sociales, existen plataformas para muchos gustos y varios colores. Es verdad que Facebook, Tuenti, Orkut, Myspace, Sonico e incluso Twitter están de moda, pero eso no quiere decir que mi empresa deba estar ahí. ¿De qué depende? Desde mi punto de vista es, más bien, “de quién depende”.

Las redes sociales horizontales, tal como las antes citadas, llegan a números de personas tan increíbles como los más de 200 millones de usuarios de Facebook. Pero, ¿realmente mi target está ahí? Y si está, ¿hay predisposición hacia mi producto/servicio? En este sentido, las redes sociales verticales, centradas en temáticas concretas, están adquiriendo cierta relevancia.

Josías De La Espada Sempris

http://josiasdelaespada.com
Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir