Eider Díaz Brand Manager de ESL en España

Conocer a los esports - Eider Díaz

Los esports están de moda. No lo decimos desde ESL, que llevamos viviendo los esports desde 2000 con la máxima de las pasiones, sino que, con echar una mirada a los medios de comunicación, es algo que salta la vista: casi todos los medios deportivos ya han lanzado sus secciones de esports, mientras que los medios generalistas ya han comenzado a seguir esta tendencia y no pueden evitar dejar de hablar en sus páginas sobre este nuevo (o no tan nuevo) fenómeno. No hay que olvidar que la primera competición de esports data del año 1972 y, desde entonces, no ha parado de crecer hasta llegar al año 2017, con casi 400 millones de audiencia y un volumen de negocio que rondará los 700 millones de dólares al terminar el año. Y lo que es más importante, llegando a una audiencia, “los millenial”, que ha cambiado para siempre con la ayuda del internet móvil, la proliferación los contenidos bajo demanda y las redes sociales, la manera en la que el consumidor se comporta y la forma en la que hacíamos nuestras campañas de marketing.

La facilidad con la que accedemos a internet en tiempo real, y por ende, a las competiciones online, han creado nuevas maneras de percibir la realidad; entornos virtuales que fomentan la comunicación social y económica. Es poco probable que un nativo digital, y más aún, un millennial, se plantee si un esport es un deporte “real” o no, estar “on/off-line” es algo implícito en su cultura.” comentaba la Dr. Gema FB Martín, psicóloga.

De esta forma, muchas de las dudas que se plantean hoy en día - cómo el debate acerca de la inclusión de los esports como un deporte - son frenos para enfrentarse a una realidad que no deja de acelerar ante nosotros: los esports han venido para quedarse, no son únicamente una moda, son una realidad ya presente. Son muchas las compañías que tienen esto claro, pero no acaban de comprender y/o de atreverse a entrar en un sector que, desde fuera, puede parecer demasiado confuso. Sin embargo, únicamente hay que entender que no es una moda pasajera, que es un sector que nació de la pasión de una comunidad que los impulsó, que dió el salto desde los cibercafés y que hoy en día llena estadios donde los aficionados acuden para ver a sus ídolos, como en la pasada edición de Intel Extreme Masters Katowice, con 173.000 asistentes de forma presencial y 40 millones de espectadores únicos de forma online.

Por eso, desde ESL, siempre insistimos en lo mismo: “Dejaos aconsejar”. Pero, antes de nada, “aconséjate acerca de quién te aconseja”. En el último año hemos vivido una explosión de empresas expertas en esports, prácticamente en todos los ámbitos del sector. Es importante saber quién es el partner que nos va a acompañar en nuestro camino hacia los esports, ya que será crucial a la hora de que nuestra estrategia sea más o menos exitosa.

Mi consejo sería que que a la hora de acercarse a una comunidad tan especial y con la que se quiere conectar, utilicemos sus mismos códigos y que la entrada en los esports sea desde una perspectiva de respeto por la competición. Únicamente de esta manera, nuestra marca se verá asociada de forma positiva no sólo a una liga o una competición determinada, sino también a los deportes electrónicos en general. Un ejemplo de esto sería Domino’s Pizza, una de los primeras marcas no endémicas que se acercó a los esports patrocinando Domino’s Go4LoL en ESL Play, una competición semanal que lleva ya casi 300 ediciones y que ayuda a los equipos amateur a dar el salto hacia la escena profesional nacional de League of Legends.

En definitiva, si nos dirigimos a un público joven, los esports no son una opción sino una necesidad. Por esto, es importante que las empresas comiencen a informarse y documentarse sobre este sector pero, sobre todo, que lo hagan con un compañero de confianza.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir