Creando valor añadido mediante la tecnología digital

Todo el mundo desea que su campaña de marketing directo sea la de mayor calidad y tenga el mayor impacto posible en el consumidor. Atrás quedan los días en los que un ratio de impacto de menos del 1% era aceptable para una campaña de correo directo.

Tanto si utilizamos soluciones de cartelería de gran formato en el lateral de un edificio como si se trata de una simple carta dirigida específicamente a un prospecto o cliente, el mensaje de marketing tiene que impactar desde el primer momento.

Crear valor añadido para el cliente se ha convertido en uno de los conceptos estrella del siglo XXI. Sin embargo, incluso en estos tiempos de dificultades económicas, el futuro parece más esperanzador gracias a la creciente utilización del color y la personalización, que es donde la impresión digital mejor se desenvuelve.

En el marketing directo y en los mercados transaccionales, las empresas siempre están buscando nuevas formas de mejorar la eficacia del diseño de un documento dinámico, y a la vez se exigen unas tasas de respuesta más altas y un mayor retorno de la inversión.

Es inevitable que la recesión afecte al segmento de correo directo a largo plazo, acabando con la prevalencia de las campañas de gran volumen y sin un público objetivo concreto. El conocimiento del cliente y la utilización del color son cruciales para guiarnos hacia la personalización de nuestras campañas de marketing, correo directo, comunicaciones transaccionales o de cualquier tipo.

Echemos un vistazo a las comunicaciones bancarias, por ejemplo. Las investigaciones demuestran que cada vez más personas ven con buenos ojos la idea de recibir algún tipo de publicidad personalizada, en el espacio en blanco de sus estados de cuenta mensuales.

Las facturas pueden actuar como influyentes y recurrentes puntos de contacto con los clientes. Diseñadas de forma eficaz mediante la personalización y los mensajes orientados, las facturas pueden convertirse en poderosas herramientas de marketing que aumentan la fidelidad de los clientes e influyen en los patrones de compra. Y sabemos, a raíz de nuestros propios estudios, que el uso del color para resaltar ciertas partes hace que las facturas sean más sencillas de leer. De hecho, se sabe que los remitentes efectuarán un pago con mayor rapidez si está resaltado en rojo.

La realidad es que ninguna de estas técnicas sería posible sin la tecnología de impresión digital pionera que ha surgido en los últimos años. Estos sistemas permiten a los profesionales del marketing poner en marcha campañas que aumentan la velocidad y la flexibilidad, a la vez que se reducen los costes.

Por César Rodríguez, Product Manager Océ Production Printing

[email protected]

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir