Cuatro campañas mobile con alma

Hay proyectos que te invitan a una tregua con la tecnología, si eres de los que se sienten a veces tentados de mandar al garete tanta pantalla y tanta conexión permanente con todo y todos. Es el caso de las cuatro campañas mobile ganadoras de la sección "Proyectos sin ánimo de lucro" del One Show Interactive.


Son iniciativas muy dispares, pero comparten que son sencillas de entender (cosa que se echa de menos en muchas campañas interactivas) y que su propósito es ayudar, ya sea a los animales, a los sin techo, a los niños vietnamitas o a la preservación de la cultura y la memoria histórica. La aplicación "What was there", gratuita en la AppStore de Apple, es de las cuatro la que tiene el objetivo menos profundo, pero quizá el más entrañable para los nostálgicos: utiliza la geolocalización y la realidad aumentada para que los usuarios puedan descubrir edificios emblemáticos que ya no existen o curioseen sobre la apariencia de su ciudad hace decenas de años.

What was there

"Dog-a-like", también gratuita, tiene como fin último conseguir la adopción de perros abandonados, pero el divertido proceso hace que sea también entretenida para cualquier persona que no tenga ese propósito: la aplicación estudia una foto tuya y busca el perro al que más se parece a ti. Descubrir tu versión canina puede depararte sorpresas...

Con los dos premios honoríficos, las cosas se empiezan a poner serias. El primero, "Underheard in New York", persigue que el público conozca la realidad de los sin techo para que dejen de tener prejuicios sobre ellos. La acción consistió en abrir a cuatro de estos homeless sendas cuentas de Twitter con las que podían relatar sus experiencias a través de los smartphones que les proporcionaron.

Underheard in NY

Por último, "The explosive soccer APP" tomó un juego real de fútbol e incluyó en él una sobrecogedora animación: al acercarse al área, el futbolista virtual topa con una mina enterrada. La explosión supone el "game over" y, según esperan los creadores de la campaña, la concienciación del problema de las miles de minas que siguen enterradas en Vietnam y que imposibilitan que los niños puedan jugar un simple partido de fútbol en su zona.

Ejemplos como estos arrojan un destello de luz en una actualidad sobresaturada de aplicaciones móviles: aún es posible desarrollar proyectos interactivos útiles, con un valor claro para el usuario y con fines nobles y palpables. "Solo" hay que seguir buscando esas ideas que cambien las reglas del juego. Por Isabel Garzo (PR & Communications Manager - www.btob.es)

BTOB

http://btob.es
@btob_words
Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir