Beatriz Calzada Performance Media Director en Performics Spain

De media, cada profesional de marketing digital lee un estudio de tendencias digitales a la semana

Esto es un dato. Esto te ha interesado, ha despertado tu curiosidad, te ha hecho plantearte si tal vez estás en la media, por encima o por debajo. Esto es una media basada absolutamente en ningún dato, porque me lo he inventado.

En efecto, algunos de los que me estáis leyendo habréis pensado que en vuestro caso es excesivo o pobre el que solo leáis un informe de tendencias a la semana, pero lo realmente relevante es que todos y cada uno de vosotros automáticamente, según habéis leído el dato lo habéis comparado con vuestra experiencia o algo que os ponga en contexto. El dato en sí mismo no tiene mucha relevancia, lo que de verdad nos llama la atención es entender si eso es mucho o poco, si hace un año leíamos más o menos, si hay otros profesionales en otros sectores que leen más que nosotros. Lo verdaderamente importante del dato, por tanto, es su contexto.

La realidad es que independientemente de que leamos uno o más informes a la semana, si eres un profesional de marketing digital lo que seguro que sí que has leído y no solo un artículo o dos, es la importancia de los “datos” en la comunicación digital. Sin embargo, me gustaría que en este momento te plantearas si, realmente, el entorno digital está interesado por un dato o por ese contexto que nos aporta valor al dato. Pretendemos hacer que el marketing digital sea cada vez más personalizado, más user friendly, más adaptado a cada momento y cada usuario… y sabemos que esto ocurre solo y exclusivamente a través del dato, de cantidades ingentes de datos. Sin embargo, esa “magia” o esa adaptación tenemos que entender que no ocurre por tener una bolsa llena de datos sino por ser capaces de relacionar entre sí todos esos datos a nuestro alcance.

Recientemente, estamos oyendo hablar de “inteligencia artificial” o incluso de “machine learning” en todos los foros y medios del sector. ¿Por qué asumimos que es el futuro? La realidad es que se trata de dos sistemas de procesamiento y correlación de datos. Robots del futuro como Sophia, aquel robot tan inteligente que incluso superó la inteligencia humana y hubo que “desenchufarla” antes de que creara opciones para suprimir al humano, no era más que un ordenador avanzado con autonomía para conectar datos. No era magia, era conexión de datos.

Esta conexión de datos tiene que ser necesariamente a través de una mezcla entre tecnología y racional humano. Cualquiera de nosotros ha oído hablar hoy en día de la “infoxicación” que sufren nuestros adolescentes, de la “nomofobia”, esa fobia a desconectar, o incluso, del FOMO, el miedo a perderte algo. Son miedos habituales en un mundo en el que el filtrado de datos no existe y cualquier usuario está expuesto a un volumen ingente de datos desconectados. Por ello, si como profesionales de marketing digital buscamos ser capaces de aprovechar esos datos y explotarlos para nuestras estrategias de comunicación debemos encontrar la mezcla perfecta entre tecnologías y talento humano. En Performics, a esta mezcla la llamamos Human Marketingporque, más allá de los datos, creemos que el valor para las marcas con las que trabajamos comienza cuando somos capaces de relacionarlos entre sí. Trabajar en la relación y cualificación de los datos nos permite crear estrategias que nos ayudan a ser relevantes y a entender a qué usuario, pero también en qué tono, con qué imágenes y en qué momento conectar con ellos.

Y hasta aquí esta columna que cuenta para tu cómputo de “artículos leídos” pero que cobrará sentido cuando la relaciones con los otros artículos que acompañan a esta edición y que hablan de esa recolección, correlación e interpretación de datos que es necesaria para cualquier profesional actual.

Beatriz Calzada, Performance Media Director en Performics Spain

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir