Felipe Henao EMEA Director of Commercial Development at Experian

El dato y la inteligencia artificial: cimentando el futuro del marketing digital

data

En un mundo saturado por la publicidad es importante conocer las herramientas a nuestro alcance y ser eficaces, teniendo como objetivo conocer mejor a los consumidores e incrementar el retorno en la inversión. Para ello es importante implementar una estrategia adecuada a cada campaña, ya que los consumidores son más exigentes y la publicidad puede ser muy intrusiva.

Cuando queremos entablar una relación con nuestros consumidores o reforzar la relación con nuestros clientes actuales, lanzamos mensajes concretos dirigidos a un perfil específico, evitando comunicación genérica e irrelevante. Para ello, segmentamos nuestra audiencia, construyendo mensajes estratégicos y personalizados.

En publicidad digital, los datos aplicados a los anuncios sirven para dotar a estos de mayor relevancia y a la vez, que sean menos molestos para los consumidores. El resultado que se deriva de este proceso es que vamos a mostrar un mensaje relevante a un usuario adecuado y en el momento oportuno.

Desde Experian concebimos el dato como el eje principal para conseguir interacciones auténticas, a través de la personalización de la campaña publicitaria para la obtención de una respuesta positiva del cliente.

Cada uno de nosotros vive inmerso en un contexto distinto al resto. Es importante reflexionar respecto a cómo entendemos al consumidor híper conectado, que convive simultáneamente con múltiples dispositivos y plataformas, que domina la tecnología, que prácticamente no toma decisiones de forma aislada y sin asistencia, cuyo consumo se encuentra influenciado por redes sociales y que a su vez tiene más poder, más voz y más libertad que nunca.

La capacidad de acceder, integrar y analizar la información extraída de los datos ofrece una oportunidad sin precedentes para el marketing digital. Todo es medible: podemos saber cuántas personas vieron un banner o cuántas visitaron una página web. Cada usuario deja una huella que se registra en servidores o bases de datos y esto nos sirve de información al tomar decisiones.

El dato se convierte en “el rey” del marketing digital, siempre de la mano de la tecnología. La inteligencia artificial aplicada a este escenario nos va a permitir que el dato se vuelva dinámico, permitiéndonos tomar en tiempo real las decisiones óptimas para nuestros consumidores.

De hecho, el desarrollo constante de nuevas tecnologías de inteligencia artificial nos permite mejorar no sólo la calidad del dato, sino también la interrelación con nuestros consumidores. Esto no se limita a los sistemas más conocidos, como Alexa, Cortana o Siri, grandes exponentes de la inteligencia artificial en servicios de consumo, sino que también pueden ser de utilidad en ámbitos como el email marketing, con una segmentación automatizada y personalizada según intereses, la conversión de leads en las webs, por medio de una relación de confianza potenciada por la segmentación de los perfiles de acuerdo a sus gustos, e incluso con la creación automatizada de contenido personalizado.

Por ello, los expertos en marketing van a tener que integrar la inteligencia artificial al dato y así conocer el resultado de sus campañas de manera casi inmediata, conocer al consumidor y adaptarse a sus necesidades.

Felipe Henao, EMEA Director of Commercial Development at Experian

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir