El declive de los mass media: Modelos de negocio y Modelos editoriales

En 1833 el New York Sun, en EEUU, fue el primer periódico en introducir la publicidad para reducir el coste de la impresión y poder vender cada ejemplar mucho más barato creando así the penny press. Hasta ese momento la mayor tirada del periódico más vendido alcanzaba la cifra de 4.500 copias diarias. El New York Sun consiguió en poco tiempo alcanzar las 15.000 y provocar así un cambio de modelo de negocio seguido de forma planetaria. Es obvio, que la irrupción de Internet en la sociedad ha supuesto un gran impacto en los medios de comunicación. La prensa escrita sufre especialmente los efectos y se ve obligada a iniciar la búsqueda de nuevos modelos de negocio debido a una crisis de atención publicitaria que hace obsoleto el modelo iniciado por el New York Sun. Internet ha provocado grandes disrupciones en los mass media, como las ha provocado también en otras industrias, lo que no descarta que estemos ante el fin de una época en los medios de comunicación. Algunas consecuencias son: 
1)La irrupción de Internet ha acabado con el cómodo monopolio de la producción de noticias e información de forma vertical, dominante durante los últimos 170 años. Ha invadido las fronteras de los diferentes medios de comunicación ocupando espacios intocables, sobre todo de los monopolios locales, y provocado un alto nivel de comoditización en la producción de información, puesto que ya no se necesita ser profesional ni una estructura empresarial y/o tecnológica ad hoc para intermediar en los mensajes. Al mismo tiempo, los social media tampoco pueden institucionalizarse debido a su no profesionalismo ni poder disponer de un modelo de negocio. La realidad ha estallado pero no queda claro para qué players puede ser rentable empresarialmente. 
2)Los micromedios -cada persona- pueden actuar colectivamente como una red eficiente de distribución descentralizada, de tal forma que los mass media ya no pueden competir en algo que habían competido siempre entre ellos: ser los primeros en contar las noticias. Como alternativa pueden tender a focalizarse en la verificación y profundización de las informaciones y noticias. La cuestión de la veracidad no es contemplada o queda pospuesta con la versión más actual de la modernidad líquida. 
3)Los mass media han considerado tradicionalmente a las audiencias como una propiedad y cualquier pérdida se entendía como un acto de infidelidad por parte de la audiencia. La novedad reside en que las audiencias están en los social media pero no son propiedad de los social media, ya quese constituyen y disuelven en un proceso de reconfiguración constante, cada vez más habitual también en los mass media. Considerar a las audiencias como masas y bajo variables sociodemográficas restrictivas sólo tiene sentido desde la comercialización publicitaria de una supuesta atención permanente. 
4)Internet ha acentuado la crisis de atención sobre los mass media, desviando ésta hacia los social media. Esto ha dado lugar a un nuevo ecosistema informativo que multiplica geométricamente fuentes y noticias,el cambio de dirección y no-lugar (el ciberespacio como espacio sin lugar) de la atención ha supuesto un impacto negativo en la comercialización de esa atención. Aparentemente se comercializa la atención de las audiencias captada por medio de noticias, información y entretenimiento de forma que genere beneficios financieros vía publicidad. Lo que se ha acabado por comercializar en ocasiones ha sido el modelo editorial, puesto que la opinión es más económica de producir, lo que provoca una creciente espiral de interdependencia de los ingresos publicitarios con el modelo editorial. 
5)La venta de atención en el canal online de los mass media no compensa las pérdidas de la contracción publicitaria -en especial en la prensa escrita- lo que tiene un efecto destructivo. Mientras, se buscan nuevos modelos de negocio que solo parecen girar alrededor de hacer que los usuarios paguen o no por las ediciones online -tras haber recorrido varias veces el camino de abrir (gratis) y cerrar (pago)- desconcertando a las audiencias y haciéndolas dirigir su atención hacia otros media. 
Se plantean así dos cuestiones clave: primera, no es sólo un problema de audiencias sino de modelo de ingresos y, segunda, si en los mass media el problema no reside en el modelo de negocio basado en la publicidad sino el modelo editorial para captar ingresos por publicidad. Esto es, si se puede tener un modelo de negocio mientras no se tenga un modelo editorial independiente de la publicidad y, por tanto, la cuestión residiría en qué modelos editoriales no pueden ser soportados por ningún modelo de negocio.

Miguel del Fresno

http://www.migueldelfresno.com
@Yo_Antitwitter
Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir