‘El espantapájaros’, cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia

La pieza que estáis a punto de ver es una de esas que dejan huella. Se trata de transmitir valores, de remover conciencias, de ‘cultivar un mundo mejor’… se puede. Os dejo con la conmovedora historia de ‘The Scarecrow’ (‘El espantapájaros’)

Después de verse obligado a trabajar en la gran compañía Crow Foods que domina la producción de alimentos, y descubrir la realidad que se esconde detrás de las etiquetas de sus productos, el espantapájaros se siente mal, triste, acongojado… La empresa, dirigida por cuervos robot, tiene un único objetivo: ganar dinero. Maltrata tanto a los animales que le proporcionan la materia prima de sus productos (engordándolos con antibióticos o manteniéndolos encerrados para que produzcan sin parar y sin distracción alguna), como a su personal (gritándoles al oído si paran aunque sea un minuto para pensar y tratándoles como a máquinas sin sentimientos… prácticamente a imagen y semejanza de lo que son los propios cuervos). ¿Te recuerda a algo todo esto?

Un solo pimiento, una cosa pequeña pero de extrema importancia, ‘despierta’ al espantapájaros y le da la energía suficiente, la motivación necesaria, para dar el paso. Cambiar, hacer algo en lo que cree, algo mejor.

La campaña de Chipotle, cadena estadounidense de restaurantes mexicanos, me parece una obra de arte, en todos los sentidos. En serio. Es coherente con la filosofía de la empresa; tiene en cuenta los valores de su target, de sus clientes; remueve conciencias más allá de sus fronteras; aporta credibilidad a sus productos; transmite respeto al medio ambiente; es clara y contundente; la pueden entender todos los públicos; es deliciosa en estética, fotografía, música… Es un acierto de cabo a rabo.

Os animo a visitar su web para descubrir la historia de los inicios de la cadena (que no fueron para nada pretenciosos) y entender su evolución. Todo empezó en 1993, cuando su fundador, el chef Steve Ells, abrió el primer local en Denver. Pretendía ofrecer comida rápida pero de calidad, cocinada de forma casera. Tuvo tanto éxito que dos años más tarde ya había abierto dos locales más. Después se expandió fuera de Colorado y, poco a poco, en su día a día, fue descubriendo la realidad del sector. Gracias a la promesa de brindar a sus clientes productos de calidad (carne de cerdo, pollo, ganado, criada de manera natural… o freír los alimentos con cero grasas trans) Chipotle afianza su posicionamiento. En contraposición a los líderes del sector del ‘fast-food’ y aprovechando sus puntos débiles consigue hacerse un hueco en un nicho de mercado no demasiado explotado. Y lo ha conseguido con constancia, coherencia y una calidad que presupongo (porque no he probado sus productos, desgraciadamente) dados sus más de 900 restaurantes en funcionamiento en la actualidad. Chipotle se mueve en un sector que parece estar de moda bautizado como “rápida casual”, el segmento de más rápido crecimiento en la industria de restaurantes, según se explica en su web.


Con su anterior corto, publicado hace un par de años, Chipotle y la agencia CAA Marketing fueron premiadas en Cannes, en las categorías ‘Film’ y ‘Branded Content’. En ‘Back to start’ sonaba el tema de Coldplay The Scientist, en una versión interpretada por Willie Nelson. Se trataba de volver a los orígenes, de rectificar para tener más oportunidades, para optar a un futuro mejor a través de un presente más digno.

‘Back to start’ se ha reproducido en Youtube en casi 8 millones de ocasiones. Su discípula ‘The Scarecrow’ lleva casi 5 millones en tan solo una semana ¿Por algo será, no?

El tema Pure Imagination, versionado por Fiona Apple, le da el toque de inocencia necesario para creer en el cambio, para hacer crecer esa fuerza interior que nos puede empujar a dar el salto.

Además, la campaña continúa para los usuarios de iPhone, iPad e iPod Touch a través de un juego descargable que animará a servir comida sana.

Te animo a compartir este post si en algún momento te has sentido identificado o si se te ha parado la respiración, si le has vuelto a dar al play o si has pensado: ‘uffff’ o ‘sí, es verdad’. Te animo a compartirlo si algo se te ha removido por dentro, si has decidido enseñárselo a tus hijos o comer más sano. Te animo a compartirlo si te ha hecho volar, soñar, si te han entrado ganas de cambiar algo, si has decidido pagar un poco más para alimentar mejor a los tuyos, si has pensado que todavía es posible. Te animo a compartirlo porque cualquier parecido con la realidad NO es pura coincidencia.

Via: Marketódromo

Eva DP

http://marketodromo.wordpress.com/
@Evabrui
Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir