El Gran Hermano irrumpe en la crisis

Parece increíble, pero ya se cuenta con los internautas para despedir o no despedir a los empleados de una empresa de publicidad. Con la frase: "tú le nominas, nosotros le echamos" se ha creado una especie de Gran Hermano en la red. La agencia belga de publicidad "So Nice" se ha sacado de la manga una nueva forma de despido: el participativo.

Particularmente creo que se debe analizar esta acción desde diferentes aspectos, os invito a unos momentos de reflexión.

  • Con la crisis, la empresa les pasa la pelota a los internautas para no afrontar el protagonismo para despedir al que sobra.
  • La empresa parece que es experta en viral, luego espera producir el suficiente y necesario ruido como para conseguir nuevos clientes. (Sólo le falta el patrocinio de algún cliente, ¿así se inventaría el "dismissal sponsorship"?)
  • Hay que imaginar la presión de los 7 chicos y una chica que sin pensarlo se han visto incluidos en este reality show de la red. Estos empleados tienen su especie de blog en el que justifican el por qué deben quedarse o a quién hay que echar. Un verdadero logro para el compañerismo y el trabajo en equipo.
  • ¿Cuántos internautas son competentes para valorar quién se va y quién se queda? Se le proporciona al internauta una capacidad y competencia que no tiene. Estimo que el que tiene dos dedos de frente y alguna que otra luz en el cerebro, no realizará ninguna votación, ni a favor ni en contra de nadie. Esto quiere decir que los votantes se reunen en un perfil que bien podría estar compuesto por todos los que han tenido o padecen algún eclipse mental que les permita la alienación completa. Esperemos que este grupo de votantes, ciertamente de ningún interés, no produzca epidemias virulentas entre la sociedad, que ya estamos lo suficientemente sobrados de criaturas de este perfil, como para que alguno de estos iluminados se transforme en referente.
  • Desde el punto de vista ético, ¿es pertinente conseguir clientes a cualquier costa? Es una pregunta para la reflexión, ya que en momentos de crisis parece que es cuando la delgada línea de la ética se puede transformar en una tela con una permeabilidad demasiado permisible a ciertas actuaciones.
  • Y por último, ¿este pequeño artículo servirá para acrecentar el objetivo viral de la empresa de publicidad? Esperemos que no, ¡por favor!
  • Un abrazo a todos y mucha felicidad en estos días

    Martínez Martínez Luís Enrique

    http://
    Te recomendamos

    Cannes

    Regalos Ecology

    Experiencias

    Atresmedia

    Compartir