Sergio Illescas Director comercial de Artyco

El marketing en el sector automoción va más allá de la compra del coche

Salimos del concesionario con el coche oliendo a nuevo y una sonrisa dibujada en la cara. ¡Estrenamos coche! Después de meses de visitas a concesionarios; de investigaciones en Internet; de visitas en foros; de pruebas; de hablar con familiares, amigos y hasta con el cuñado de tu vecino, que tiene un hijo que trabaja en un taller.

Parece que todos los esfuerzos del sector automoción  están orientados a la compra de un coche y, una vez que se ha adquirido, finaliza la relación de la marca con el consumidor. Nada más lejos de la realidad; sigue siendo necesario establecer una  estrategia de marketing para fidelizar a los clientes y ofrecerles el mejor servicio postventa. Y sí, ver cómo aumenta el negocio de los talleres.

El CRMse plantea como una herramienta estratégica también en la fase de postventa, ya que permite saber si el cliente compra los vehículos pero no los lleva al taller o el histórico de incidencias con la marcas –y las soluciones que les hemos ofrecido–, por citar algunos ejemplos.

Y sobre todo, nos permite identificar necesidades de los clientes y diseñar acciones adhoc, como recordatorios: la revisión previa a la ITV, el cambio de las correas de distribución o la sustitución de las pastillas de frenos. Y si viene un temporal de nieve como el que hemos vivido, les podemos ofrecer cambiar sus ruedas por unas de invierno.

Por supuesto, todas las acciones deben estar alineadas con la estrategia de la marca, ya que tanto los concesionarios como los servicios postventa –taller– forman parte también de la experiencia de usuario y el contacto con el cliente.

Una web, además de ser la presencia del taller en el mundo digital, nos permite crear un sistema de petición de citas, agilizando la respuesta. Vivimos en un mundo digital, así que aprovechemos sus capacidades y facilitémosle la vida al consumidor. En un par de clics se ahorra una llamada telefónica y además puede ver los huecos disponibles que encajan con su agenda, en cualquier momento del día y sin horarios.

Una vez que ya están en el taller, aprovecha para potenciar el engagementcon el cliente y crear una experiencia de usuario fabulosa con el Marketing Wifi. Es muy sencillo, ofreces Wifi gratuito mientras están en el taller, previo registro. Una vez que se han registrado de manera muy sencilla, puedes comunicarte con ellos y obtener información muy útil como los días de mayor afluencia, tiempo de permanencia, etc.

Y ahora es el turno del servicio postventa. Aunque suena a trabalenguas es mucho más sencillo: Mide la satisfacción del cliente. Contacta con tus clientes después de su paso por el taller, escúchales y hazles ver que su opinión es vital para ti. Así conseguiremos mejorar los gapsde nuestro servicio, mejorar la imagen del taller y sobre todo, fidelizar a nuestros clientes.

Sé detallista. Este consejo vale para todas las facetas de tu vida, bien sea profesional o personal. Acuérdate de su cumpleaños, es fácil, rápido y contamos con herramientas que lo hacen sencillo. Un gesto tan nimio puede convertir a un cliente en un cliente fidelizado. ¡Pruébalo!

Sergio Illescas
Director comercial de Artyco

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir