líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El "NUEVO" Corte Inglés

Hace ya unas semanas que El Corte Inglés inauguró su nuevo y flamante “ flag – ship ” en  La Castellana de Madrid y…  yo al menos … no he visto que nadie haya escrito al respecto.

Quizás se deba a que quien hayan ido a visitarlo… todavía ande dando vueltas por el interior del edificio “ perdido ”  cual adolescente tras botellón  o siga buscando el acceso al parking para poder llegar hasta donde dejó su coche.

Desde luego a mí, ayer, me llevo un buen rato conseguir salir del antiguo Windsor. Cosa que al final logré no sin antes preguntar, como,  a varias amables dependientas. Eso si lo hice por una puerta distinta a la que utilicé para entrar. Lo cual me obligó, tras unos minutos de “recalculando” como dice mi GPS, a dar la vuelta entera a dos manzanas para llegar hasta mi automóvil.

Cierto es que lo hice con el estomago plenamente satisfecho. Os cuento… En mi deriva … sin faro … fui a arribar, como si de un oasis en Góbi se tratara,  al  “ Gourmet Experience”. Fabuloso lugar pleno de deliciosos manjares y  sublimes caldos… para quien solo tenga vacío el estomago y no el bolsillo… si se da este último caso… mejor pensar que es un espejismo y pasar de largo.

Hablando de dinero… de lujos… No se debe negar que el derroche de algunas marcas en la ornamentación de su local… es abrumador. Lástima que no se pueda lucir en todo su esplendor por la falta de perspectiva. Si… perspectiva… distancia… espacio … aire …  amplitud  “caramba”. Para explicarme mejor … pongo un ejemplo. La que pudiéramos denominar su Fashion Avenue resulta,  a todos los efectos,  una simple  » Callejuela del Postín «.

Por favor… Alguien podría explicarme …  ¿¿ Por qué habiendo incorporado tal magnitud de metros cuadrados de superficie de ventas… no han hecho los pasillos más anchos ???. Te tocan delante dos clásicos clientes “ corteños ”  ( léase matrimonio de jubilados ) desarrollando una velocidad de crucero nunca superior al nudo y … o los saltas o no pasas hasta Reyes.

Eso me trae a la cabeza la inminente Navidad… Bien pudiera ser el motivo por el que han decidido abrir YA.  Sin esperar a terminar las obras. Esa … esa … esa es mi última esperanza… que finalicen las obras en las plantas que se adivinan por encima del último piso iluminado para a ver si así pueden desahogar todo ese mogollón hacinado.

Es más, mi optimismo me lleva a pensar que incluso les pueden sobrar un par de plantas. Cosa  que vendría bien para elevar la altura de los techos de las otras. Garantía indispensable para tener la certeza de que no han implantado sus mercancías en los túneles del metro de Nuevos Ministerios.

Para terminar una solicitud. Especialmente dedicada a aquellos fumadores que como yo añoren el fantástico estanco que había en esos grandes almacenes antes de su faraónica reforma. Si por casualidad, no será de otra manera, alguien lo encuentra en su deambular por ese remozado “ laberinto británico ” … tengan a bien anotar las coordenadas del TonTon y difundirlas por Twitter o WhatsApp.

A mi me resultó absolutamente imposible comprar un triste Montecristo… !!!. Si supiera D. Isidoro que se lo iba a pagar  “al contado”.

Manuel Hormigó Gaitán

http://www.whohub.com/manuelhormigo
@tuareg_retail

"La Noria", la comunicación y el "culto al rating" AnteriorSigueinteLas aplicaciones fluidas de Facebook

Noticias recomendadas