El nuevo rol del mercadológo: de comunicadores a facilitadores del cambio emprendedor

Durante décadas hemos experimentado y observado infinidad de formas de comunicar el valor de los productos y medios de publicidad que si bien, la mayoría manejan las mismas formas  y medios, también hemos sido testigos de revolucionarios medios de publicidad que nos han dejado sorprendidos y han dejado huella en nosotros logrando destacar de entre su competencia para posicionarse en nuestra mente y ser recordados por su destacable y sobresaliente nivel de innovación.

Es así como los medios alternos representan un reto para los publicistas  y diseñadores creativos, el cual va incrementando su nivel  de innovación y creatividad  a  la vez que va disminuyendo la capacidad de asombro de los consumidores.

Planteando la innovación y creatividad como reto principal han surgido agencias comprometidas con entregar a sus clientes nuevas propuestas y oportunidades de comunicar de manera eficaz y única el valor de sus marcas. Sin palabras, sólo basta con echarle un vistazo al siguiente spot de Lamborguini Aventador http://www.youtube.com/watch?v=e4sntW3BmhU para destacar el nivel de creatividad si de spots se trata.

Manejando una publicidad de carácter urbano y cuya importancia no radica esencialmente en el diseño de la publicidad sino más bien logra destacarse por el posicionamiento físico  así como el uso de personas en tiempo real ubicadas en un espacio estratégico de tráfico y exposición para lograr lo que se conoce como “activaciones de marca”. Se calcula que los anunciantes que apuestan a esta disciplina le destinan entre el 30 y el 40 por ciento de sus presupuestos de campaña.

Tenemos  por mencionar algunas de las alternativas el “Product Samplig” o la entrega de muestra de productos, en dónde al entregar el producto físicamente en una muestra el consumidor hace que se convenza por sí mismo de los beneficios o virtudes del mismo convirtiéndolo en su propio vendedor, vislumbrando así que al utilizaras  formas menos convencionales y si además añadimos un cambio creativo a ésta técnica no  sólo se está comunicando el valor, mas bien, se está entregando y cambiando el proceso tradicional de comunicar , convencer y vender a sólo entregarles el valor para que ellos tomen la decisión por sí mismos. Según resultados obtenidos por The Promotion Marketing Association: el 72% de los receptores de la muestra, adquieren el producto tras su recepción. Del mismo modo, el 69% comenta que las muestras o demostraciones de producto influencian sus decisiones de compra más que los spots en TV o radio. "El 94% de los consumidores encuestados confirman que la recepción de muestras es la forma menos arriesgada de probar nuevos productos”.

Habiendo planteado lo anterior y destacando sólo algunas de las tendencias del marketing actual, queda de manifiesto el cambio en el rol del mercadológo a la hora de comunicar el valor; no sólo de trata de comunicar utilizando las herramientas tradicionales, más bien las nuevas propuestas recaen precisamente en un cambio en éstas. Salir de convencionalismo a la vez que se emprendan cambios que no sólo  innoven por el nuevo medio en el que se transmita, sino que logre destacarse por su impacto al mismo tiempo que logren posicionar la marca, medio que hagan que el público voltee a ver y se interese por la nueva propuesta de tal modo que relacione la marca de manera tan innovadora y emprendedora como el medio por el cual acaparó su atención.

Las marcas necesitan ideas nuevas, más que una receta tradicional o el mal uso de benchmarking, el mercadológo tiene un nuevo rol con el gran desafío de una variable constante: el cambio.

Perla del Refugio Escamilla Martínez

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir