Entornos virtuales, el futuro de los emprendedores

No podemos obviar que la actualidad (y el futuro) es digital. Vivimos en un mundo de pantallas donde pasamos la mayor parte del día conectados a nuestros móviles, tablets, ordenadores y televisiones.

Estamos viviendo desde hace ya unos años, la caída en picado de muchos medios de comunicación, sobre todo impresos, frente al vertiginoso auge de los medios online. Vemos a diario como muchos negocios cierran sus establecimientos y en cambio cada vez más y más emprendedores abren sus empresas y dan forma a sus proyectos de forma online.

Y qué decir de la asistencia a ferias, que ha descendido drásticamente en estos años y cada vez menos empresas acuden a estos eventos para mostrar sus productos y servicios por sus altos costes y las difíciles circunstancias actuales.

Según Market Research Media, entre 2013 y 2018 se habrán invertido en el mundo más de 18,6 billones de dólares en la realización de ferias, conferencias y eventos online. Y es que no es de extrañar, pues a día de hoy hay herramientas que hacen que desde cualquier lugar, a costes bajísimos y pudiendo hacer uso de videos, chats en vivo, catálogos de productos, seminarios y un largo etcétera, puedas acceder a una feria, evento, presentación de empresa o conferencia.

También ocurre esto con los futuros centros de negocios online. Hay aproximadamente 3 millones de autónomos en España. En los tiempo que corren, si no es totalmente necesario por las características de los productos que se vendan, los emprendedores preferirán tener una oficina online donde mostrar sus servicios y vender sus productos a nivel nacional o internacional sin costes excesivos (ahorro en el espacio físico, luz, agua, mantenimiento). Suponiendo que una oficina con sus gastos nos suponga un desembolso de 600 euros mensuales como mínimo, frente a los 30 o 40 euros que nos puede costar una oficina online, es para pensárselo, insisto, siempre y cuando el negocio lo permita, y a día de hoy son muchos los que no necesitan un espacio físico, sobre todo si ofrecen servicios.

Actualmente podemos ver adaptados todo tipo de comercios, empresas, y universidades a los entornos virtuales. Respecto a este último caso, ya existen clases y universidades que poseen espacios online donde estudiar e intercambiar información y charlas. Pero el futuro de las herramientas actuales dirigen el camino hacia la universidad virtual total, donde poder ver las clases en directo o grabadas desde tu ordenador o móvil, así como impartir conferencias, cursos, obtener apuntes e incluso hacer exámenes, pues los avances en esta materia son diarios.

Es cuestión de tiempo que veamos como algo común visitar centros comerciales de empresas/productos de un país o ciudad concreto, centros de negocios, universidades, espacios de coworking y todo tipo de empresas todas ellas virtuales. Y no me refiero a “virtuales” como una herramienta que intente imitar a la realidad con movimientos perfectos y entornos alucinantes, porque ya hemos visto que éstas no funcionan bien en todos los dispositivos. Me refiero a herramientas adaptadas a las necesidades de los clientes que intuitivamente y de manera fácil puedan escucharnos, hablar con nosotros, intercambiar información, comprar productos, asistir a una reunión o dar tus propias clases. Ya hay plataformas que lo hacen, muchas de ellas por separado, pero todas ellas unidas en un espacio virtual pueden hacer tu vida y la de tus clientes mucho más fácil y accesible, y sobre todo muy económica y cómoda para el empresario.

No quiero con esto decir que los espacios físicos para empresas o ferias y eventos dejen de existir o no sean necesarios. En absoluto. Pero si que veo la tendencia y necesidad de aunar espacio físico (si este es necesario) y virtual, para alcanzar el máximo público posible y dar facilidades a todos aquellos que no puedan tener acceso directo a nuestra oferta.

Fabricio Mancebo

http://www.bfcreativos.com
Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir