¡Érase una vez…..marketing de contenido! - Pedro Muñoz

Marketing-de-contenidosAsí comenzaban los cuentos que oíamos de pequeños y que con el paso de los años se han convertido en verdaderos axiomas de la tradición oral y escrita. Todos estos cuentos tienen unas enseñanzas que los han hecho interesantes para generaciones y que, a día de hoy, los siguen haciendo. Haciendo un símil con el marketing de contenidos, parece que es una disciplina nueva del marketing, pero lo que hoy conocemos como Marketing de Contenido no es más que lo mismo que se lleva haciendo desde hace muchos años: crear contenido interesante para tus audiencias y que posicione a tu marca en el Top of mind cuando se refiera a la actividad que representas.

En el año 1895 John Deere creó la revista The Furrow, pionera del content marketing que actualmente distribuye más de 1.500.000 ejemplares en todo el mundo. Otro claro ejemplo de empresas que llevan años usando el marketing de contenidos en sus comunicaciones es el grupo Michelin, con sus prestigiosas Guías, disponibles desde el año 1900 cuando se comenzaron a publicar para ofrecer consejos y recomendaciones a los conductores de los primeros coches.

Si bien la esencia del Content Marketing es la misma, no podemos negar que la realidad mediática actual ha cambiado, ampliando el número de impactos que recibe una persona diariamente y disminuyendo el tiempo del que dispone para profundizar en el contenido. Teniendo esto en cuenta, vemos la necesidad de la evolución en el Marketing de Contenido que, para convertirse en una estrategia profesional, necesita de un apoyo tecnológico que optimice y mejore los procesos y así poder lograr los increíbles resultados que estamos viendo en la actualidad. Esta tecnología tiene un impacto directo en la distribución del contenido: la plataforma de Outbrain, por ejemplo, hace una distribución casi personalizada del contenido, analizando toda la información que se introduce en su red y la audiencia que lee dicha información, para ofrecer el siguiente artículo que la persona quiere leer.

Toda marca debe tener esto presente para poder ofrecer contenido interesante a su audiencia y convertirse en su primera referencia cuando hable de su industria, fidelizando con ello a posibles clientes. El Marketing de Contenido es mucho más emocional que la publicidad con lo que genera mejores conexiones con la audiencia. Además, ofrece mayor visibilidad y potencia la fidelización de tu audiencia alcanzando a su vez a otras audiencias que voluntariamente acceden a tu contenido, y logrando una presencia de marca en los medios con contenido fiable.

Todo esto hace de esta disciplina una aliada fundamental en la carrera de cualquier marca o producto por estar en la mente del usuario consumidor, de manera activa. Pero, por otro lado, también hace que las expectativas de nuestra audiencia sean cada vez mayores y que necesiten un contenido de calidad y que resulte de interés en todo momento.

En Outbrain tenemos la fortuna de trabajar con muchas marcas líderes en sus industrias que distribuyen su contenido a través de nuestra red de partners distribuidores de contenido entre 557 millones de usuarios únicos generando más de 190.000 millones de recomendaciones de contenido personalizado al mes. Todo esto nos está haciendo aprender mucho con ellos y ver qué es lo que les ayuda a tener éxito y entender qué puede fallar en una campaña, lo que nos permite mejorar sus campañas de marketing de contenidos para asegurar el éxito.

Y, aunque evidentemente hay múltiples variables que van a hacer que una campaña funcione o no, lo que es indudable es que la persona que se encargue de generar este contenido es clave. Tiene que transmitir perfectamente los valores de la marca a través del contenido pero también tiene que saber actuar rápidamente sobre este contenido y entender los resultados de una campaña para apostar por lo que está funcionando bien y olvidarse de lo que no funcione.

No existe la fórmula mágica para el responsable de contenido perfecto pero, desde nuestra experiencia, podemos decir que un buen especialista en contenido debería responder a los siguientes parámetros:

  • Entiende perfectamente los valores del branded content, tanto desde la perspectiva de la audiencia como de la marca. Tiene que entender el papel que el marketing de contenido juega entre su audiencia y, por otro lado, deber asegurar que este contenido llega de la manera más relevante para sus clientes/usuarios. Pero, no es suficiente con crear contenido de valor y distribuirlo correctamente, debe ser capaz también de establecer KPIs adecuados que definan el objetivo de negocio que se persigue con la campaña. Saber si hemos impactado correctamente en los receptores de marketing de contenido y si hemos conseguido algún tipo de acción que beneficie nuestra marca.
  • Es un buen escritor. El contenido suele responder a varias necesidades, educa, entretiene, informa, inspira o es útil. Un buen especialista en contenido debe saber generar el tipo de contenido que su marca y audiencia demanda en cada momento. Debe ser muy rápido reaccionando y creando contenido de interés y, hasta generar controversias sobre aspectos relevantes que puedan afectar a la marca. Todo esto sin perder el sentido del humor, algo que frecuente puede servir como un excelente gancho para atraer a la audiencia.
  • Nunca está satisfecho. Siempre querrá mejorar y siempre estará buscando nuevas maneras de llegar a la audiencia. Los resultados positivos de una campaña son solo la confirmación de que se ha hecho bien, pero seguirá buscando maneras de incrementar la visibilidad de marca.

De todos estos puntos estaremos hablando en la ponencia sobre content marketing que ofreceremos en el eShow Madrid el próximo 30 de septiembre a las 15:30 horas en el Auditorio 1.

Pedro Muñoz
Outbrain

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir