¿Es realmente barata la telefonía VoIP?

La telefonía de voz sobre IP se trata de una tecnología que permite realizar llamadas de voz a través de Internet, habiéndose convertido en una de las mayores novedades en el mundo de las telecomunicaciones a nivel profesional en los últimos tiempos.

A priori, la gran aportación de la telefonía IP es la reducción de costes frente al uso de telefonía móvil de empresa. Pero ¿es realmente así?

Imaginemos un tipo de empresa con 5 personas, un perfil de empresa bastante común dentro del tejido empresarial en España.  Esta empresa se enfrenta al dilema de renovar las comunicaciones. Resulta elemental pensar que la empresa necesitará conexión a Internet, un número fijo de contacto, telefonía para recibir y hacer llamadas – unos 1500 minutos, mitad a fijo, mitad a móvil - y una fórmula que integre todo para obtener el funcionamiento más eficiente y flexible.

¿Qué alternativas tiene la empresa?

-  La opción IP que aportaría un operador puntero de VoIP en España ofrecería a la empresa un Adsl de 20 Megas, 5 extensiones VoIP con 4000 minutos a fijos y 200 minutos a móvil. Todo este servicio ascendería a 127 euros al mes, más un bono de 36 euros para llamadas a móviles (sólo incluía 200 minutos). Un total de 163 euros al mes.

-  Una alternativa con telefonía móvil – por ejemplo MoviStar Fusión- aportaría un ADSL de 10 megas, 4 teléfonos móviles y un teléfono fijo con tarifa plana ilimitada. Ascendería a 110 euros Integrado en una solución eficiente de centralita virtual  como, el coste total ascendería a 140 euros al mes.

Al parecer, ante dos servicios en principio sustitutivos, la VoIP resulta menos económica;  en concreto, supone un sobre precio de más de 300 euros al año.

Aunque esto no es todo.

En la alternativa IP aún no hemos contabilizado como coste el alta de servicio (50 euros) y el de instalación (90 euros), lo cual lleva la diferencia en precio a más de 450 euros al año. Del mismo modo, con la telefonía móvil la empresa disfrutará de 4 móviles de empresa, con conexión a Internet, que pueden destinarse a usos más específicos, como la gerencia o la actividad comercial a pie de calle. En la telefonía IP supondría duplicar servicios (y costes) el asignar móviles de empresa al jefe o a algún trabajador

Por último, agradece destacar que en la alternativa VoIP (no en la telefonía móvil)  que hemos ejemplificado, hemos contemplado el alquiler de equipos. La brecha de precio con la telefonía móvil, si considerásemos las dos opciones adquiriendo los terminales, sería excesiva para poder establecer una comparativa justa.

La telefonía IP, criticada por algunos sectores de las telecomunicaciones por su falta de calidad en las llamadas (sirviéndose de un ejemplo siempre a la mano como Skype), fundamentaba su popularidad en lo revolucionario y barato del servicio. Una vez más, parece demostrarse que no es oro todo lo que reluce.

Ana lopez

http://plus.google.com/117881414159417117581?rel=author
https://twitter.com/Fonvirtual
Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir