ESLOGAN PARA NAVIDAD - Clemente Ferrer

"¿Es Navidad? ¿Follamos?". Este es el nuevo lema del discutido y disoluto fotógrafo italiano Oliveiro Toscani, célebre por sus controvertidas campañas creativas para Benetton en la década de los 90.

Últimamente se ha visto acosado por una trifulca, a través de los medios de comunicación, motivada por una campaña publicitaria para una marca de ropa en la que, se exhibe retratada, la modelo anoréxica Isabelle Caro, completamente desabrigada. Esquelética. La campaña fue vedada por el organismo competente.

Con este nuevo lema ambiciona llamar la atención y lo ha logrado. Será la esquela que se mostrará en las camisolas que se han puesto a la transacción en Milán en el ámbito de la vulgar iniciativa solidaria "Christmas lights" que el Ayuntamiento de la ciudad organiza anualmente.

Por otra parte, la agrupación de bailoteo, que se dio a conocer en la última gala de los Oscars, ha sido seleccionada para exhibir la nueva campaña publicitaria navideña de una famosa marca de cava. En el cartel, los danzantes ejecutarán su particular baile a través de coreografías que finalizarám en figuras inmóviles coherentes con el producto, como un par de copas de cava felicitando las fiestas.

Durante 2006 el mercado del cava verificó la coronación de consumo, con 101,3 millones de botellas, lo que significa un aumento del 8,4 por ciento en relación al año anterior, según el Consejo Regulador de la Denominación de Origen.

También, la entidad de investigación de mercados Deloitte, en su análisis anual confirma las querencias de consumo en estas fiestas navideñas. La investigación predice un gasto medio, de 951 euros durante las celebraciones de las zambras de este año, un 5,1 por ciento más que en las pasadas fiestas que se derrocharon 904 euros. El 57,5 por ciento se aplicó a regalos, el 24 por ciento a manducatorias y el 18,5 por ciento a entretenimiento. Sin embargo, las conjeturas para esta Navidad revelan que se despilfarrará un 26,2 por ciento menos en regalos y un 71,5 por ciento más en comidas.

Indumentaria y epítomes serán las dádivas más anheladas por los mayores. CD y DVD pierden popularidad. En lo que atañe a los chavales, surge la llamada "Generación 2.0", que se gira hacia los equipamientos electrónicos para la descarga de melodías (MP3).

Para los menores de 12 años los automóviles de juguete, los pasatiempos creativos y educativos y las piezas de montaje, así como las marionetas, serán los presentes más consumidos por los progenitores. Los compradores vengarán los últimos abusos provocados, con los peleles inseguros, producidos en los países asiáticos.

Clemente Ferrer Roselló
Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad
Enviar email a [email protected]

Para ver otras columnas, pulse aquí

Si desea colaborar con esta sección envíe su artículo de opinión sobre algún asunto de actualidad del sector con su foto y firma a [email protected]. Críticas y polémicas serán bienvenidas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir