Estructura de los emails: ¿qué información es más importante?

Al igual que sucede con una newsletter o un email promocional, en un correo electrónico transaccional, la jerarquía de la información es esencial. Ya sea una alerta, una notificación o una confirmación, la información contenida resulta muy relevante para

Además, ese correo electrónico debería ofrecer opciones como “leer más”, “cancelar” o “cambiar”…

Para explicarlo mejor, vamos a analizar la estructura de un email transaccional  mediante un ejemplo concreto:  

1. El remitente:
Es crucial que el remitente quede claramente identificado en el email.

2. Responder a:
Hay que ofrecer al destinatario la oportunidad de hacer una pregunta como respuesta a ese correo electrónico que está recibiendo.

3. Asunto del correo electrónico:
Debería contener la información más importante relativa a la transacción/acción realizada.

 4. Encabezado:
Tiene que reforzar la identidad del remitente, pero sin ocupar demasiado, de modo que quede espacio suficiente para el contenido principal del correo electrónico.

5. Información principal:
Debería resaltarse (tamaño de fuente, negrita …) y colocarse en la parte superior del correo electrónico.

6. Información detallada:
Puede ir en una posición menos destacada que la de la información principal, aunque debe ser lo suficientemente completa como para aportar todos los datos que el destinatario necesita.

7. Herramientas relacionadas con la acción:
Las acciones más frecuentes de los emails transaccionales (modificación, anulación…) también deberían poder localizarse fácilmente dentro del correo electrónico.

8. Contenido promocional o de marketing:
Este contenido debería aparecer después de la información relacionada con la acción que da motivo al email y llevar su propio enlace. Algunos especialistas recomiendan que los contenidos de marketing no superen el 20% del correo electrónico transaccional.

9. Información de contacto:
Especialmente si el correo electrónico es la confirmación de una compra, no hay que olvidarse de proporcionar la información de contacto, de modo que el cliente pueda comunicarse con la empresa si lo necesita.

10. Información sobre privacidad:
Del mismo modo que ocurre con cualquier otro envío, el cliente debe conocer y sentirse cómodo con el cómo y para qué se están usando sus datos.

Ana Rizquez

http://blog.es.mailjet.com/
@mailjet_es
Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir