Google y Facebook, a la caza del ‘phishing’

Los piratas informáticos se las inventan todas para obtener el máximo rendimiento económico de los internautas más confiados y/o despistados.

El llamado ‘phishing’ hace referencia a una estafa cibernética que permite al hacker obtener acceso a información personal que le llevará, por ejemplo, a realizar compras con la tarjeta de crédito de su víctima.

El proceso es muy simple: el delincuente se hace pasar por una empresa o institución de confianza que, a través del mailing, aparenta remitir una comunicación oficial con la intención de que el receptor caiga en la trampa y adjunte su contraseña u otro tipo de  información con total confianza.

Sin ir más lejos, el pasado 6 de marzo la Policía Nacional desarticuló una red de 10 ‘phishers’ que estafaron 300.000 euros a diversos usuarios de banca online mediante emails falsos; es más, duplicaron tarjetas de dispositivos móviles para recuperar los códigos de seguridad de los dueños y realizar transferencias.

Y es que nadie está a salvo de esta práctica ilegal ya que, incluso dos gigantes como Google o Facebook , se muestran impotentes a la hora de proteger a sus usuarios ante este tipo de estafa.

Google: “No podemos hacer nada”

Gmail, el buzón de correo de Google se muestra indefenso frente a los ataques de los  ‘phishers’ que se hacen pasar por empresas de confianza para los usuarios. “Si la gente responde a este tipo de mensajes, no podemos hacer nada”, apuntan desde el departamento de comunicación. “Es técnicamente imposible de identificar” añaden, por lo que si un usuario responde al mensaje e introduce ciertos códigos de su tarjeta de crédito, es su responsabilidad.

Facebook educa a sus usuarios más vulnerables

Facebook ha puesto en marcha una serie de medidas para intentar educar a los usuarios: luchar contra el fenómeno del ‘phishing’ se escapa de sus posibilidades; si una persona recibe un e-mail falso con el logo de Facebook y acepta todo lo que le piden, la red social con más usuarios del mundo no puede intervenir de ninguna manera.

Por eso recurren a la pedagogía como fórmula para acabar con los usurpadores de identidad.  Google difunde en sus páginas de soporte varios contenidos explicativos y junto con Facebook, Microsoft, eBay, La Caixa y Telefónica entre otros, se ha convertido en uno de los patrocinadores de la página web Antiphishing.org, cuyo propósito es precisamente la pedagogía.

A Facebook y Google se le suman otras redes sociales, buzones de correo electrónico y bancos, así como webs que utilizan sistemas de pago online. Pese a los esfuerzos establecidos por unos y otros, todavía queda mucho que avanzar en el terreno del pirateo informático.

Paul de Fombelle

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir