líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Chema Ballesteros Product and interaction designer

Hoy es mi último día en idealista - Chema Ballesteros

Al menos por el momento, porque esta empresa tiene la cualidad asombrosa de traer de vuelta a mucha gente que se ha ido.

Hacer balance de diez años de trabajo es complicado, pero sin duda puedo decir que estoy orgulloso de mi evolución personal y también de haber ayudado con mi granito de arena al crecimiento de la compañía. Diez años en términos de Internet debe ser como el triple en años de un trabajo “tradicional” y se tienen que dar muchas cosas para estar tanto tiempo a gusto en el mismo sitio. Estan son algunas de esas cosas buenas que me he encontrado en idealista y que han contribuido a que tanto tiempo haya pasado volando:

El producto

Una cosa que valoro mucho de un puesto de trabajo es que lo que hagas sea de utilidad real para alguien. Los que hacemos idealista podemos decir que nuestro trabajo ayuda cada día a que cientos de miles de personas puedan informarse de forma objetiva y minuciosa antes de tomar una decisión muy importante en su vida. Por supuesto hay mucho que mejorar todavía en la experiencia de buscar el sitio dónde quieres vivir, y en ello seguimos (siguen) trabajando, pero la calidad de idealista como herramienta imprescindible para los asuntos inmobiliarios creo que está sobradamente acreditada y es algo de lo que me siento orgulloso de formar parte.

La responsabilidad

Como consecuencia de lo anterior, cada cosa que haces como diseñador tiene un impacto enorme. Para bien y para mal. Durante estos años he tenido la oportunidad de ayudar a dar forma al producto diseñando nuevas funcionalidades desde cero y rediseñando otras. Algunos de estos proyectos han tenido gran repercusión en la experiencia de usuario y en la facturación de la compañía. Encontrar el equilibrio entre esas dos variables es tan complicado como afinar correctamente un instrumento.

Por supuesto también ha habido cagadas. Sin embargo, todo se hace más sencillo cuando estás en un equipo de gente brillante en todas las áreas.

La gente

Pese a llevar tanto tiempo en idealista, ya había trabajado en varias empresas antes y estoy en posición de poder comparar (sí, eso significa que soy un viejuno). Idealista es el sitio donde me he encontrado la gente más cualificada y brillante, y al mismo tiempo la más humilde. Si tuviese que destacar algo de idealista sería ese ambiente súper sano donde la mayoría de las personas se preocupan mucho de hacer bien su trabajo y poco por figurar en la foto.

El equipo de UX

Durante este periodo he trabajado con diferentes y muy distintos diseñadores de los que he aprendido muchísimas cosas. Gente brillante con la que he compartido discusiones sesudas sobre cuál puede ser la mejor solución de interfaz para un determinado problema. Gente que me ha cuestionado si realmente ese era el problema a solucionar. Gente que nunca me ha permitido relajarme ni un poco en la calidad del trabajo porque rápidamente me sacaba los colores. La verdad es que una de las cosas que más voy a echar de menos es juntarme cada viernes 2 horas con un grupo de cracks del diseño a “putearnos” entre nosotros las ideas.

La cultura de diseño

Estamos viviendo el boom de la experiencia de usuario. Las empresas por fin se han dado cuenta de que si tu cara es en un 90% digital más vale que contrates expertos en hacer que esa relación sea fluida. Cualquier startupcuenta hoy con uno o varios diseñadores o con un encargado de producto con sensibilidad por lo que pasa entre la pantalla y las personas que están al otro lado. Pero como diría Nacho Gil: “no siempre fue así”. Muy pocas empresas pueden presumir de tener un equipo de usabilidad puro desde el año 2005. Idealista sí puede.

Y de esas nuevas empresas que se suben ahora al carro de la UX, habría que ver cuántas se lo creen de verdad. Tanto como para dejarte decidir cuándo hace falta una test con usuarios para validar una hipotésis, o cuándo es necesaria una investigación en profundidad para entender bien las necesidades del usuario y su contexto. Son situaciones habituales en idealista donde prácticamente desde siempre ha habido una cultura profunda de diseño centrado en el usuario.

Por mi parte toca buscar nuevos retos e intentar aplicar lo poco o mucho que sé en otros lugares. Sin esconder la lagrimita, hoy es mi ultimo día en la mejor empresa en la que he podido estar :_)

Bola extra: si te dedicas al diseño de interacción (o como se dice ahora, eres UX/UI) y tienes curiosidad, no dudes en pasarte a saludarles: https://www.linkedin.com/jobs/view/327505519/

Vía: @Muchachino en Medium

Cannes 2017 – Circus Grey: una canción de amor ¿escrita por un asesino? - Marcela HeineAnteriorSigueinteMuerte de la publicidad en medios tradicionales - Sergio Galán García

Noticias recomendadas