III Marketing Dinner: cambiar el chip al 2.0 no significa olvidarse de los fundamentos del marketing, sino todo lo contrario

LA III MARKETING DINNER, JUGOSA JUGOSA.

El pasado jueves 29 de octubre tuvo lugar la III Marketing Dinner, ese marco de encuentro entre antiguos alumnos del ICEMD (Instituto de Comercio Electrónico y Marketing Directo), profesores y profesionales del marketing vinculados de una u otra manera a dicho Instituto.

En esta ocasión, los comensales de honor fueron Javier Piedrahita, de marketingdirecto.com, conocido medio del sector no sólo de comunicación sino también de combate, y Javier González Recuenco, de Abypersonalize, experto en personalización.

En esta ocasión, el lema de la cena era “Marketing Global: Tendencias Trasatlánticas”, aprovechando que los invitados venían de diferentes eventos de EE.UU., principalmente el DMA 09 de San Diego y el Media Convergence Forum 09 de Nueva York. Ambos invitados coincidían en que este año las novedades no les habían parecido tan cuantiosas como en años anteriores. Quizás el ritmo de innovación se haya desacelerado, principalmente por la crisis, pero también por el hecho de que apenas ha dado tiempo a digerir todo el enorme cúmulo de novedades surgido en los últimos meses.

Ambos coincidieron también en el colapso de la publicidad, o al menos de su modelo de negocio tal como la industria lo ha venido estableciendo hasta ahora, y no sólo por la omnipresente crisis, sino también por las reticencias de un statu quo a pasar definitiva y sinceramente de un mundo 1.0 a otro 2.0.

La velada dio para mucho, no sólo por la presencia de semejantes invitados, sino porque además, entre el resto de comensales se encontraba el padrido de la Marketing Dinner, Joost Van Nispen, presidente del ICEMD, quien le dio aún más enjundia a la cena.

Al ser obligado un resumen, dejamos aquí algunos puntos claves como conclusión:

  1. Las bases de datos al poder. Su importancia es cada vez más vital, y por contra, el estado de las mismas entre marcas, organizaciones y anunciantes españoles en general, fue clasificado como muy deficiente, salvo honrosas excepciones.
  2. Dichas bases de datos se alimentan, entre otras cosas, con creatividad. No hay suficiente creatividad a la hora de pedir los datos al consumidor, de ofrecerles incentivos, etc. “Si lo pides bien, la gente te da muestras hasta de sangre y orina”, decía Javier G. Recuenco.
  3. Las tendencias son “Transtrasatlánticas”. No cabe duda de que EE.UU. sigue siendo la vanguardia en muchas cosas, pero en otras lo realmente trendy, creativo y novedoso viene de países como Singapur, Japón y demás. Mirémosles más a menudo.
  4. Aquí sobra naming y falta “remangarsing”. Ya está bien de crear palabras nuevas para conceptos de siempre, ya está bien de dar vueltas alrededor de la misma montaña sin decidirse a coger los bártulos, remangarse, y escalarla.  Es hora de coger el toro por los cuernos, con todo lo que ya sabemos, que es mucho, y trabajar. Seguir aprendiendo, siempre, pero trabajando.
  5. No olvidemos los fundamentos, seguirán siendo los mismos. Debajo de las innovaciones y todas las nuevas tecnologías que nos conquistan, estarán siempre las bases del marketing directo y la comunicación comercial de toda la vida. Es preciso no olvidarlas.
  6. El quid pro quo, con sinceridad. Recientemente la American Marketing Association redefinió el concepto mismo de marketing ("marketing es una función de las organizaciones y un conjunto de procesos orientados a crear, comunicar y aportar valor a los consumidores y para dirigir las relaciones con éstos de la manera más beneficiosa para la organización y para sus grupos de interés"). Pues eso, o buscamos un beneficio mutuo y sincero para ambos, anunciante y consumidor, o no llegaremos demasiado lejos.

Nada más. Nos vemos en la IV Marketing Dinner, allá por marzo de 2010.

jamuniz

http://beyondbelow.es
Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir