líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

David Tomás Profesor de ESIC, CEO y cofundador de Cyberclick

Qué es el "inbound marketing" y cómo puede ayudar a tu marca

Inbound MarketingCada vez escuchamos más el término «inbound marketing», una herramienta fundamental para atraer a potenciales clientes y que terminen sus compras en nuestro e-commerce, todo ello fusionando técnicas de publicidad y marketing que dan valor al comprador.

Serían cuatro las fases que atraviesa un comprador desde el prisma del “inbound marketing”, y es fundamental que le acompañemos durante cada una de ellas para que la venta no se caiga y el cliente siga el proceso hasta el final. Por supuesto, cada fase requiere diferente contenido para reforzar la acción. Y es que no es lo mismo estar en la fase de captación, tener el carrito lleno, pero todavía no haber ejecutado la compra o ser un comprador recurrente que queremos fidelizar.

Las fases del “inboud marketing”

El primer paso sería la captación, lo que queremos es que haya tráfico en nuestra web. Para ello podemos utilizar diferentes herramientas, como una buena campaña de SEO que nos posicione como una de las primeras opciones del buscador o crear una comunidad online utilizando de forma hábil las redes sociales.

En este momento del proceso, los contenidos que creemos serán fundamentales para no perder al cliente. Funcionan contenidos genéricos que puedan ayudar al usuario con sus dudas, especialmente si están relacionadas con nuestra empresa, como puede ser todo aquello publicado en nuestro blog corporativo: artículos de buena calidad con gancho, tutoriales en vídeo, guías temáticas… Incluso los podcasts, una plataforma con un crecimiento exponencial cada vez más utilizada por las organizaciones.

Una vez se ha conseguido captar al usuario, es momento de convertirlo en un potencial cliente. Este momento es muy importante, ya que, si conseguimos sus gatos, lo podremos incorporar como lead a nuestra base de datos. Para lograr este objetivo, podemos utilizar diferentes herramientas, como una buena landing page (web diseñada para captar leads en las que se les ofrece algo a cambio de esos datos), formularios o calls to action (como por ejemplo botones). Además, webinars, muestras o periodos de prueba pueden ayudarnos también a conseguir los datos de esos usuarios.

El tercer paso sería, por supuesto, la venta. En este punto, la automatización de los procesos de marketing se vuelve vital, con técnicas como el lead scoring o el lead nurturing que permita clasificar a tus leads según sus posibilidades reales de convertirse en clientes, pudiendo así realizar una comunicación personalizada que refuerce el mensaje que cada usuario necesita. Cupones y descuentos, consultas con expertos del equipo y periodos de prueba gratuitos pueden terminar de convertir a ese lead en un comprador.

Una vez ha pulsado el botón de “comprar” y pagado la transacción, entraríamos en una fase muy delicada, la fidelización de ese cliente. Es por ello importante renovar su atención con nuevos contenidos, de forma que termine por convertirse en prescriptor de nuestra marca. Para ello podemos usar contenido exclusivo y avances que premien su fidelidad, reforzar su pertenencia a la comunidad online de nuestra marca, celebrar fechas importantes (como por ejemplo un cumpleaños) y ofrecer ofertas y descuentos.

Si quieres profundizar un amplio abanico de técnicas y herramientas de marketing digital que puedan ayudarte a mejorar tus estrategias de captación de clientes, te recomendaría que mires los Cursos Especializados Online de Marketing de ESIC. Una forma flexible y adecuada de reforzar tus conocimientos.

Puedes encontrar más información aquí.

David Tomás, profesor de ESIC, CEO y cofundador de Cyberclick

Los departamentos de marketing y comunicación: altavoces necesarios para visibilizar los ODSAnteriorSigueinteCookieless

Noticias recomendadas