líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ignasi Prat CMO de Tappx

Inteligencia Artificial, la nueva commoditie en la publicidad programática - Ignasi Prat

La industria de la publicidad está mutando hacia una industria de alto componente tecnológico gracias a la adopción cada vez más rápida de la tecnología programática y RTB que marcas y agencias eligen para gestionar las campañas.

Una consecuencia que se deriva de ello, es el acceso a una inmensa cantidad de datos que nos dicen más de lo que nunca podría haber soñado cualquier profesional del marketing, acerca de sus consumidores. Pero a medida que los datos generados continúan creciendo exponencialmente, la capacidad humana para analizarlos disminuye. En efecto, los seres humanos ya no somos capaces de manejar la actual gran cantidad de datos proporcionados a través de medios programáticos para su procesamiento y posterior análisis, porque el mundo actual de la publicidad online exige rapidez en la toma de decisiones debido al siempre cambiante entorno en que se mueve el usuario.

El campo de la Inteligencia Artificial está causando un importante cambio de paradigma en la relación hombre – máquina. Esto se aplica a muchos sectores, de entre los cuales, la publicidad no está exenta. Ya no se trata de una tecnología “nice to have”, sino de un componente fundamental de cada campaña que puede otorgar una ventaja competitiva significativa. Por esta razón, el desarrollo de algoritmos inteligentes son una parte fundamental de la tecnología que debe poseer cualquier empresa de AdTech que trate de ofrecer la mejor solución tanto a marcas y agencias como a soportes.

En efecto, los algoritmos inteligentes ayudan a los anunciantes a mejorar la eficacia de sus campañas de manera exponencial tanto en el corto como en el largo plazo. Entendemos un algoritmo inteligente como aquel que dado un contexto, toma acciones para maximizar un objetivo definido. Distintos tipos de algoritmos de clasificación y regresión se combinan para dar respuesta a preguntas complejas con unos datos de entrada incompletos, no depurados o imperfectos. La importancia de estos hechos para la publicidad móvil es cabal, pues prácticamente cualquier comportamiento que suceda puede ser representado en la red incluso si los datos de entrada son incompletos, no depurados o imperfectos.

En este escenario, los seres humanos necesitamos confiar en nuestra experiencia, aplicar soluciones creativas o utilizar nuestra intuición, un tipo de conocimiento muy valioso pero inútil en una industria tan caracterizada por el permanente cambio cómo es la publicidad móvil.

La incorporación de algoritmos inteligentes en el día a día operacional de la industria puede ayudar a resolver muchos desafíos que marcas y agencias se enfrentan como por ejemplo:

  • ¿Cuál es la probabilidad de que mi anuncio se convierta en una conversión atendiendo a un target concreto?
  • ¿Qué hora del día es la más adecuada para generar engagement con mi marca?
  • ¿Qué formatos de anuncio son los más probables a generar una mala percepción de marca?
  • ¿Cómo de probable es que un usuario que tenga una series de apps instaladas en su smartphone esté motivado a conocer mi producto?
  • ¿En función de mi contenido cuál es el contexto situacional que puede maximizar la atención del usuario?

Esta información sólo se podría responder «a posteriori» hasta ahora, y a través del histórico, armar predicciones suponiendo que el pasado se comportará como el futuro. Ahora los algoritmos inteligentes son capaces de proporcionar a los anunciantes un valioso conocimiento predictivo dado un conjunto de características que representen los intereses y necesidades del usuario a impactar. Éstas pueden ser la historia de las últimas publicidades que impactaron a un usuario, cómo éste interactuó con ellas, en qué contexto se produjo el impacto, el historial de páginas web que visitó, la lista de aplicaciones que tiene instaladas en su smartphone, la lista de artículos que ha comprado, etc… Todos estos imputs afectarán la decisión del algoritmo.

Esto abre un nuevo mundo de oportunidades tanto para los soportes como para las marcas y agencias a la hora de mejorar sus ingresos a través de la publicidad programática y obtener el mayor ROAS posible.

También es importante señalar que la implementación de esta tecnología redunda en todos los niveles positivamente. Todos los dolores de cabeza asociados a la gestión de las campañas, tales como asignar inventario y creatividades, definir niveles de precios (pricefloors), análisis y reporting, etc… cobran una nueva dimensión en términos de eficiencia y eficacia.

Estos logros sólo podrán alcanzarse con la ayuda de máquinas. El futuro les pertenece, por lo que escoger el partner adecuado marcará una diferencia significativa en el éxito de tus campañas, ayudando a tu marca a tomar mejores decisiones y al soporte a maximizar los ingresos publicitarios.

 

¿Qué es eso de poner al cliente en el centro de la cadena de valor? El caso de Cabify con el taxi bajado al suelo - Marc VidalAnteriorSigueinteCreatividad, calidad y pasión: las estrategias de las mejores piezas de content marketing - Eugenia Guidara

Noticias recomendadas