Raquel Conde Social media manager de Telecoming

La buena publicidad da el sí a las redes sociales - Raquel Conde

Ocho de cada diez usuarios se conecta a Facebook a diario y uno de cada dos afirma que las redes sociales han influido en sus compras. Es evidente que la publicidad en redes sociales crece de forma imparable, al tiempo que también lo hacen los usuarios y anunciantes. En este sentido, desde el sector entendemos el papel esencial que adoptan como nexo entre anunciantes y usuarios y su capacidad para generar una interacción de valor entre ambos.

Facebook, Instagram, Twitter, Telegram o Snapchat son algunas de las principales plataformas que a día de hoy ganan terreno a otros soportes tradicionales. No obstante, y a pesar de que la tasa de conversión que presentan estos escenarios online es cada vez mayor, los usuarios no están dispuestos a ser bombardeados por cualquier tipo de publicidad, tanto en redes sociales como en otros soportes publicitarios.

La comprensible reticencia de los usuarios, que no desean recibir publicidad que no responde sus intereses y que menos aún, les persiga de un dispositivo a otro, ha propiciado nuevos modelos publicitarios.

Las redes sociales, desde hace tiempo tienen constancia del cambio de modelo que pueden promover en la industria publicitaria. Facebook ha sido la primera red social en lanzar en beta una funcionalidad de valoración de anuncios en su red, que se conoce como Recent Ad Activity.

Estos mecanismos, en último término otorgan poder al usuario, permitiéndole valorar y rechazar anuncios que no casan con sus intereses u hábitos de consumo. Al mismo tiempo, esta información proporciona a los anunciantes elementos clave para mejorar su tasa de interacción y la calidad de sus campañas publicitarias.

A diferencia de otros grandes soportes publicitarios, como la televisión, el exterior o la radio, en las redes sociales es el usuario quien decide qué desea recibir y qué no. Esto presenta una situación muy beneficiosa para él. Al mismo tiempo, supone un gran paso para un modelo publicitario más saludable, no invasivo y 100% targetizado. En definitiva, pone en valor que la publicidad en realidad es útil para el usuario.

Por su parte, los anunciantes, reúnen esta información, consentida y compartida por el usuario sobre sus preferencias y reacciones ante determinados contenidos. Posteriormente, la utilizan para mejorar su estrategia publicitaria, conociendo con mayor precisión aún, quienes son y cómo dirigirse a ellos.

Las redes sociales proporcionan a los anunciantes insights de gran valor sobre las expectativas de los usuarios. Simultáneamente, dotan al usuario de los instrumentos necesarios para que interactúen con las marcas de la forma que consideren más oportuna. A todas luces, se trata de un win-win, que explica por qué la buena publicidad escoge las redes sociales.

GuardarGuardar

Te recomendamos
En otras webs

ICEMD

FLUGE

Hotwire

A3Media

Recopilatorio

Compartir