La crisis de los beneficios aspiracionales

Lo que da miedo a los consumidores hoy en día no es fracasar en alcanzar metas más altas sinó derrumbarse hacia metas más bajas. La posibilidad de perderlo todo está muy palpable en nuestra economía debido a los altos niveles de desempleo, bajo crecimiento y la incertidumbre. Por lo tanto, estos consumidores piensan más en evitar lo peor que en lograr lo mejor. 
Antes, la gente comparaba sus situaciones personales con aquellas personas que tenían más. Las marcas que ofrecían más tenían un poder de atracción muy bueno. Sin embargo, dada esta situación, muchos competidores comparan sus situaciones personales con aquellos que tienen menos y se preocupan sobre cómo evitar llegar a esa situación. Es decir, repulsan  lo de abajo y no les atrae lo de arriba. Es decir, los beneficios aspiracionales (hacia arriba) están en crisis.
Cuando el riesgo de caer en niveles más bajos es lejano, la gente se permite ser influenciada por sueños y aspiraciones referentes al bienestar y la buena vida. Pero cuando el riesgo merodea alrededor, los consumidores se "Estancan" y renuncian a estos beneficios aspiracionales. 
Entonces, ¿qué deben hacer las marcas? 

Lo mejor que pueden hacer es ofrecerles alguna alternativa, reconociendo que las marcas que ofrecían "lo mejor" ahora tienen el riesgo de ofrecer "lo peor". Es como si el magnetismo de las marcas hubiera cambiado. Es decir, enfocarse en "evitar" lo peor y no en "lograr" lo mejor. Esta es una gran motivación del consumidor actual y factor importante a tener en cuenta en el marketing de las compañías.

jordi_torrente

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir