La "Festivalitis"

¿No te ha pasado que ves un comercial fabuloso realizado con las técnicas más avanzadas de 3D, pantallas verdes, efectos especiales, artistas famosos… y al final no recuerdas exactamente la marca que estaban promocionando?

Más aún, ¿No te has quedado maravillado ante un aviso ultra glossy, vistoso y con musiquita de banda Indie –bandas que a mí me resultan clónicas- y al final simplemente sigues comprando tú marca de siempre… o peor, la marca blanca (genérica, para los latinos)?

¿Qué te hace creer que un comercial fabuloso es sinónimo inequívoco de ventas del producto? ¿Crees que sólo porque se lo pasan de allá para acá en links de blogs, Facebook, Twitter y YouTube ya puedes regodearte con ventas disparadas gracias a ti?

Me ha pasado que veo un comercial lleno de filigranas en el cual a veces el bombardeo de imágenes es tan surreal que no sé qué quieren lograr, aparte de ganar premios para poner en las estanterías, y pavonearse ante los colegas del gremio.

¡Que levante la mano el publicista al que no le gusta llamar la atención!

Humildemente te digo que –una vez que supe que para participar en un festival tienes que pagar una costosísima inscripción- para mí esos premios son puro oropel, por buenas que sean las piezas por las cuales se hicieron acreedores a ellos: Es absurdo que tengas que pagar para que te evalúen y tarde o temprano, de alguna manera, te entreguen algo físico que demuestre que sí eres bueno en tu trabajo, y así se compense el pago de la matrícula.

La festivalitis no es sinónimo de consumidores 100% satisfechos, o marcas 100% confiables.

María Eugenia Jaimes

OT: Operación Trabajo. El 1er Reality Blog de España.

María Eugenia Jaimes

http://otcopymadrid.wordpress.com
Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir