David Bravo CEO de Ontwice y desarrollo de negocio de GO

La omnicanalidad como estrategia fundamental del marketing

Es un hecho que las nuevas tecnologías siguen ganando fuerza y cada vez están más involucradas en nuestra vida cotidiana. La transformación digital está en constante cambio y, por ello, las marcas y retailers deben estar actualizados y adaptarse a estos cambios para ofrecer nuevas y mejores experiencias de compra. En Grupo Ontwice, la omnicanalidad se convierte en uno de nuestros ejes principales para generar más ventas y por ello, combinamos la parte estratégica de Ontwice con el desarrollo performance de Contversion.

Para las marcas y retailers es imprescindible llegar al mayor número de consumidores posibles y con una experiencia de consumo similar. En esto se basa la omnicanalidad. Pretende darle la posibilidad al comprador de seguir comprando un artículo a través de todos los canales existentes en el mercado, ya sea en tienda física, de manera online, a través de una app de compra… Con esto conseguimos generar caminos que se interrelacionen, para que un cliente que inició una comunicación por una vía pueda continuarla por otra.

La importancia de conocer los puntos de contacto entre la empresa y el cliente está en que estos nos permitirán crear un vínculo multidireccional con él. De esta manera, sabremos cómo y a través de qué canales introducir nuestra marca en sus rutas, logrando una mayor visibilidad y posicionamiento. Surge así la necesidad de diseñar estrategias 360º que ofrezcan una experiencia tan satisfactoria de cara a nuestros clientes que los conviertan en prescriptores de la marca.

Una de las principales ventajas de ofrecer un servicio omnicanal es la construcción de puentes de comunicación con el cliente sin que importe el medio a través del que se desarrolla la interacción, además de crear una experiencia integrada de cara al usuario. Con la omnicanalidad queda patente la tendencia empresarial de convertir al cliente en el centro de todas las estrategias y establecer relaciones más cercanas y personales.

La omnicanalidad permite a la marca tener una imagen flexible, ofreciendo a los consumidores un abanico de posibilidades para adquirir y recoger los productos:

  • Webgrooming: Los consumidores buscan online los productos que compran en la tienda
  • Showrooming: Los compradores verifican el producto en la tienda, pero compran en su smartphone para ahorrar tiempo
  • Click&Collect: Los compradores finalizan la transacción online y recoge el producto en tienda o en un centro de conveniencia.

Esto lleva a las marcas a ser más flexibles, adaptables y lograr una fidelización con el cliente gracias a la facilidad que aporta a la experiencia de compra.

Es cierto que técnicamente las estrategias omnicanal son un gran reto, requieren la adopción de la tecnología más puntera y desde el pasado mes de mayo con la implementación del RGPD, se está haciendo aún más complicado el uso de datos de consumidores. A pesar de ello, las marcas y retailers cada vez se esfuerzan más en aplicar este tipo de estrategias. No se conforman con la tienda física, sino que ya están presentes en smartphones, tablets, desktop e incluso en Smart TV.

El objetivo es que unos años puedan interactuar directamente con los consumidores sin importar dónde estén, qué estén haciendo o qué dispositivo utilicen. Consiguiendo una fusión en la experiencia de compra, donde lo digital y lo físico ya no están separados por una barrera.

David Bravo, CEO de Ontwice y desarrollo de negocio de GO

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir