líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

LA POLÉMICA COMO ESTRATEGIA PUBLICITARIA – Carlos Rubio

Evidentemente la campaña del fotógrafo Oliverio Toscani desarrollada en Italia para la marca de ropa No.l.ita consiguió los objetivos que se habían marcado desde un principio. Objetivos que entiendo no eran otros que generar la polémica utilizando la anorexia como pretexto. Todo ello aderezado de una adecuada campaña de comunicación, que hizo que esta acción publicitaria pensada inicialmente para el mercado italiano, traspasara las fronteras y se hablara de ella más allá de Italia, como así ocurrió en España.

No voy a cuestionar la valía profesional de Oliverio Toscani. Estamos de acuerdo en que es un excelente profesional que ha realizado campañas publicitarias muy buenas, pero también es verdad que lamentablemente en su carrera publicitaria hay grandes errores como consecuencia de esa búsqueda permanente de la polémica y de situarse en el borde de lo ético y moralmente aceptable.

Nada más tener conocimiento de la campaña, se nos preguntaba el punto de vista de la asociación, así como si considerábamos que esta campaña podía tener lugar en España. Desde un primer momento, fuimos muy claros. No nos parece adecuada, ya que entendemos que se trivializa con una enfermedad, la anorexia, que afecta a un importante número de jóvenes y adolescentes, utilizando la misma con una intención comercial. Estamos ante una enfermedad con un claro componente autodestructivo y campañas como estas pueden incitar a ello. Muy distinto es el hecho de que se realicen campañas publicitarias sobre la anorexia, campañas de prevención y de información sobre esta enfermedad sin fines comerciales; campañas, que como hemos venido haciendo hasta ahora, siempre contarán con nuestro apoyo.

Con respecto a si la campaña podría exhibirse en nuestro mercado, manifestábamos lo dicho en anteriores ocasiones en relación con otras campañas polémicas. Deben ser los organismos pertinentes, ya sean los tribunales ordinarios de justicia, o el organismo de autorregulación, Autocontrol, quienes en su caso tomen una decisión al respecto. Nos podrán gustar o no, estar o no de acuerdo, pero nosotros no somos quienes debemos decidir acerca de esto. Eso si, estoy seguro que las denuncias serían inmediatas.

Si la postura institucional de la AEAP al respecto ha sido muy clara, también es verdad que la misma no es compartida por todos, ya sean publicitarios o gente de la calle. Hay quien considera que estas campañas que crean polémica generan debate y eso siempre es bueno, al margen de cualquier consideración ética o moral. Y de debates sobre las instituciones del Estado, de las asignaturas sobre Ciudadanía, etc y de la polémica sobre cómo actuar, y de si todo tiene cabida en la libertad de expresión estamos cada vez más sobrados.

Carlos Rubio
Director General AEAP

Para ver otras columnas, pulse aquí

Si desea colaborar con esta sección envíe su artículo de opinión sobre algún asunto de actualidad del sector con su foto y firma a info@marketingdirecto.com. Críticas y polémicas serán bienvenidas.

DE VUELTA AL LÍO - Agustín MedinaAnteriorSigueinteLa polémica como estrategia publicitaria

Noticias recomendadas