La publicidad que viene vive en la nube

La publicidad, al igual que la tecnología, siempre va un paso por delante. La anticipación a las necesidades siempre supone una revolución ante modelos que poco a poco van languideciendo, a veces más deprisa que otras, pare renovarse una y otra vez. Así sucedió con el mundo de la comunicación 2.0 y publicidad online. Internet ha revolucionado en los últimos quince años todos los sectores de negocio y el sector de la publicidad no sólo se ha adaptado, sino que además se ha transformado profundamente.

Internet no es sólo un medio de comunicación más. Es el Medio. Así lo demuestran los datos de la IAB, que señalan que cada semestre la inversión en publicidad online se incrementa alrededor de un 10%. Y es que la publicidad acude a donde está el público objetivo, que no para de crecer, frente a los centenares de miles de medios tradicionales que cuentan con una misma tarta y cada vez más repartida. Los anunciantes ya no ponen en duda el poder de la gran red de redes y se muestran seducidos ante la idea de llegar a su target a través de contenidos en servicios de streaming, podcasts o apps en la palma de la mano.

Cada vez consumimos más información y la consumimos cuando la necesitamos de la forma que más nos gusta. Y es en este punto cuando la publicidad de hoy necesita del Cloud Computing o de la Nube. Este nuevo modelo no tiene límites de papel o de radiofrecuencia, sino que está a disposición de lo que el usuario quiera hacer con la tecnología. A la hora de diseñar sus campañas, cada vez más agencias se animan a diseñar sus piezas online teniendo en cuenta las ventajas de la tecnología Cloud.

La tecnología, más que nunca, debe acompañar a los planes de comunicación y de marketing de las compañías. Hoy en día no tiene ningún sentido que realicen grandes inversiones en plataformas con sistemas operativos o programas, pues requieren un gran coste inicial o que requiera de mucho tiempo en la formación de los técnicos y administradores. Una tecnología sobredimensionada no sólo es poco eficiente, también limita la capacidad de innovación y pone límites a la creatividad y a las oportunidades de interacción con el público objetivo, por no hablar del riesgo de que no responda como estaba previsto y que la competencia se adelante.

La irrupción del Cloud Computing supone entender la tecnología como servicio, al servicio de la audiencia, sin necesidad de inversiones iniciales en servidores o sistemas de conectividad, que además, está disponible en pocos minutos bajo un modelo de pago por uso.

La Nube permite al sector de la publicidad desarrollar sus campañas online sin complicaciones técnicas ni limitaciones presupuestarias de ningún tipo. También supone la llave para entrar en un mundo de oportunidades para que pueda reinventarse y, en definitiva, ser más eficaces y competitivos.

jjgarcia

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir