líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La rápida respuesta de los códigos QR

Os planteo una pregunta, ¿cuántos de vosotros tenéis instalado en vuestros smartphones un lector de códigos QR? ¿Cuántos sois capaces de leer un código cualquiera de forma inmediata?. Como muchos sabéis, hay muchos lectores disponibles que podéis descargar de forma gratuita en todas las stores de cualquier plataforma móvil. Así que os propongo, a los que no lo tengáis instalado ya, que lo instaléis ahora e intentéis leer el código que aparece arriba.Si lo habéis hecho y habéis leído éste código, os confirmo que es mi perfil en LinkedIn. Así, además de ilustrar este post, aprovecho para venderme, que estoy en situación de búsqueda activa.
En cualquier caso os hago una reflexión, después de unos cuantos años entre nosotros, aún hay gente que se sorprende cuando les enseño aplicaciones con códigos QR o códigos BIDI. Y no estoy hablando de personas apartadas de la sociedad, sin internet, ni pantallas planas, ni nada por el estilo. Hablo de personas locas por el Iphone y el Android, enganchadas al facebook, al twitter, al tuenti (y al Fotoprix como decía uno).Esto sólo puede indicar que, o bien no se ha explotado demasiado (lo cual, desde mi punto de vista es un hecho), o bien que las pocas marcas que lo han implantado en sus campañas, no han sabido transmitir qué es ese extraño código, para qué sirve y qué es lo que el usuario tiene que hacer con él. En cualquier caso, la tendencia es que en muy poco tiempo, todo se va a llenar de códigos QR debido al juego que ofrecen como herramienta de comunicación y al hecho de que existen ya numerosas aplicaciones, como la que ofrece Codigos-qr.com, que generan estos códigos a coste cero. De forma que cualquier pequeño comercio con página web, puede sacar partido de ellos.

Teniendo en cuenta que es muy novedoso para mucha gente y que, al menos al principio, el público va a estar muy receptivo a la información que se esconde detrás de ellos, es un buen momento para plantear acciones notorias, con mensajes relevantes y así captar segmentos de la población que de otra manera no se hubieran fijado en una nuestra marca. La información a la que se puede acceder a través de un QR puede ser desde una URL (lo que convierte en prioritaria la adaptación de nuestras web para hacerlas amigables en las pantallas de los móviles), pasando por un mensaje de texto preparado con el nº de destinatario incluido (muy útil para promociones), o mensajes que se recibe en el móvil, VCards, etc.

Pero también tiene su uso en las Redes Sociales. Un ejemplo es la aplicación que presenta Likifi, la cual genera códigos QR que se pueden imprimir en las piezas de comunicación y que dirigen directamente al «Me gusta» de Facebook, para que los usuarios lo compartan con sus amigos de una forma rápida y sencilla. Nuestros smartphones son capaces de leer estos códigos desde cualquier superficie, ya sea impresa o en pantalla, aunque tenemos que pensar que en spots de televisión, no damos tiempo al espectador a coger el móvil, entrar en el lector de BIDIs, apuntar y reconocer el código, con lo que no lo recomiendo. Un ejemplo de publicidad gráfica en exterior, fue la que desarrolló Calvin Klein para su línea de jeans:

La marca propuso este teaser, a través del cual, te puedes descargar un video muy sugerente y verlo en tu móvil. Incluso desde esta foto en la pantalla del ordenador, el teléfono es capaz de reconocer el código y acceder al contenido del enlace.

Gracias a los BIDI, las mecánicas promocionales serán mucho más sencillas. La aplicación en campañas como la de Gananones que lanzó la marca Danone, va a facilitar mucho la introducción de los códigos para acumular puntos (los que la hemos seguido sabemos lo que es estar un rato con la tapa del yogur para saber cuál era exactamente la siguiente letra). Por no hablar de la movilidad e inmediatez, como ventajas generales en las acciones de mobile marketing.Otra aplicación de esta tecnología la encontramos en el acceso a toda la información de un determinado producto, desde su propia etiqueta. Un ejemplo lo tenemos a la hora de comprar un vino, por ejemplo en la tienda física de Lavinia. A través del móvil accedemos a toda la información de cada uno de los productos, incluyendo las valoraciones y comentarios de otras personas que lo han probado, etc. Todo ello, sin necesidad de esperar a ser atendidos por un empleado de la tienda.

En cualquier caso, como digo siempre que hablo del mobile marketing, esto no ha hecho más que empezar, de hecho se me están ocurriendo varias aplicaciones de esta tecnología, así que os adelanto que dedicaré nuevos post a los códigos QR.

@elrincondemiro

http://elrincondemiro.blospot.com

¿A cuánto está hoy el lead? AnteriorSigueinteEl plan de negocios en la startup - aspectos clave a tener en cuenta

Noticias recomendadas