líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La revuelta del consumidor

A lo largo del siglo XX, hemos estado acostumbrados a recibir una publicidad poco veraz y envuelta siempre en un precioso lazo. Nos han engañado mil veces y alguna más. Nuestras quejas eran pocas veces escuchadas y practicamente nunca solucionadas. El cliente potencial era su prioridad mucho antes que el real, siendo claros, tus quejas no les importaban demasiado. Pese a nuestra impotencia y descontento, cómo mucho se lo podíamos contar a nuestros amigos cercanos ( Los padres están siempre incluidos) y algún conocido, pero poco más. Las cosas no cambiaban.

Everything changes

La llegada de la Web 2.0 ha evolucionado y revolucionado todo. Han aparecido nuevos hábitos en la población, y lo cierto es que se hace muy duro estar más de unas horas sin estar conectado, sin compartir información y por supuesto, recibirla y cotillear un poco. Tenemos nuevas herramientas para comunicarnos, para hacer ruido y mostrar nuestro descontento o todo lo contrario, nuestra satisfacción. Desde diferentes plataformas de la blogosfera, foros, microblogging hasta las decenas de redes sociales existentes.

Su gran problema

Ahora Tenemos voz y a las empresas les importamos o deberíamos. Ya no nos fiamos de la publicidad tradicional ( Ya han sido muchos años, ¿No te parece?) Sin embargo, valoramos más las opiniones y recomendaciones ajenas, son más objetivas y sin intereses opacos. Probablemente lo que estas leyendo no es nada nuevo, pero lo que es una realidad, es que a día de hoy, en agosto de 2012, un gran número de las PYMES en España no tienen web corporativa o la tienen obsoleta. No controlan los comentarios que circulan sobre ellas en el entorno digital y su interacción con los consumidores es practicamente nula, sin estrategia ni objetivos.

Su única solución

– Planificar una estrategia de comunicación. Existen multitud de redes sociales, pero esto no significa que sea necesario estar en todas ellas, es importante conocer y analizar nuestro público objetivo que estamos buscando, de manera que nuestra presencia sea totalmente efectiva.

Antes de lanzarse a la piscina digital es fundamental una planificación de los objetivos buscados, y de que manera vamos a conseguir que se cumplan. Promociones, creación de contenidos, interacción, feedback y cercanía son algunos pilares fundamentales de cualquier estrategia online.

–  Escuchar es la piedra angular del juego digital. Internet nos proporciona información constantemente sobre nuestra empresa, negocio e incluso persona. Por lo que es fundamental conocer las herramientas que nos ayudan a controlar lo que se dice de nosotros. No siempre son flores lo que se escucha.

–  Actuar. Internet es veloz, rapido y constante. Por lo que nuestras actuaciones han de tener las mismas características. Para ello es necesario realizar un plan de prevención ante posibles comentarios negativos y crisis de comunicación. Es importante recalcar que la barrera entre el mundo offline y el online cada vez es más difusa.

¿Y tú qué opinas?

Álvaro Mazariegos García

Madnmarketing

http://www.madnmarketing.com
www.twitter.com/madnmarketing

Redes sociales: desmitificando la dinámica viralAnteriorSigueinteNo digas lo que sabes hacer… ¡Hazlo!

Contenido patrocinado